"A los rusos, les voy a mostrar el equipo".

El Diez piensa poner casi dos formaciones en Moscú: primero una parecida a la que jugará contra Brasil y luego les dará pista a Bolatti, Dátolo y Lisandro López.
"Me genera preocupación el partido que tenemos contra Rusia, que tenés que poner jugadores que uno quería preservar porque en veinte días te jugás la cabeza contra Brasil". Diego Maradona dejó una declaración de principios en la nota con Olé con respecto al partido internacional (para él, no hay amistosos) que la Selección jugará el 12 de agosto, ante Rusia, en Moscú. Y más allá de los miedos cumplió con el contrato firmado entre la AFA y Renova y citó a más del 70% (eso dice la letra chica) del plantel que viene participando en las Eliminatorias. Estarán las estrellitas (Messi, Tevez, Agüero), el resto de los habituales, más la vuelta del Pocho Lavezzi y las incorporaciones de los debutantes Jesús Dátolo y Mario Bolatti.

A Maradona le genera desvelo tener un partido con un rival clase A, a sólo 24 días del clásico con Brasil. Pero el técnico sacó un poquito de pecho y contó cuál será su estrategia. "Contra Rusia pienso poner dos equipos. A los rusos les voy a mostrar un equipo en el primer tiempo y después, en el segundo, meteré otro equipo. No quiero arriesgar nada. Los jugadores vienen de una pretemporada, vienen de todos lados, uno de Pekín, otro de Canadá, otro de Santiago del Estero. Vienen de todos lados".

La Selección tiene este partido en la etapa final de la pretemporada de los futbolistas. Y si bien el Diez cree que debe poner a todos los top, Guillermo Tofoni, titular de Renova (la empresa que maneja los amistosos de la Selección), le contó a Olé que "Diego no está obligado a poner a Messi en cancha, por ejemplo. La obligación contractual era que estuviese el 70% de los que disputan las Eliminatorias. Nada más, que quede claro".

-Diego piensa formar casi dos equipos en Moscú. ¿Cuántos cambios se podrán realizar?

-Por regla, son cinco cambios. Pero si Maradona quiere hacer algunos más, lo podemos organizar.

La idea del técnico es clara: arrancar con un equipo muy similar al que jugará con Brasil y en el segundo tiempo darles pista a los nuevos (Bolatti y Dátolo), más una oportunidad para Lisandro López.

Comentá la nota