Rusia y Cuba, otra vez socios estratégicos.

Castro y Medvedev firmaron acuerdos.
Rusia y Cuba cerraron ayer una época de alejamiento, abierta tras la caída de la Unión Soviética, cuando el presidente ruso, Dimitri Medvedev y su par cubano, Raúl Castro, firmaron un acuerdo de "asociación estratégica", junto con otros 33 documentos y se comprometieron a potenciar las relaciones bilaterales.

"Tenemos condiciones favorables para llevar nuestras relaciones a un nivel estratégico", le dijo Medvedev a Castro en Moscú.

Para Castro, el momento de la firma del acuerdo fue "histórico, un punto muy importante en las relaciones". Los acuerdos, según trascendió, se basaron en la cooperación en educación, en la industria automotriz y en la construcción naval. También se hizo hincapié en los planes rusos de construir una central eléctrica en la isla.

Entre los documentos, figura una entrega gratuita de alimentos que sería destinada a las zonas damnificadas por los recientes huracanes, que podría alcanzar las 100.000 toneladas de trigo, equivalente a unos 28 millones de dólares, según el viceprimer ministro ruso, Igor Sechin. Rusia decidió también prorrogar un préstamo a Cuba que, según anunció Putin, asciende a 20 millones de dólares.

La visita de Raúl Castro a Rusia se extenderá hasta el miércoles.

Por otra parte, el líder cubano Fidel Castro abrió fuego contra el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, al exigirle enérgicamente y sin condiciones la devolución de Guantánamo, por lo que endureció el tono en medio de las expectativas de diálogo y de distensión.

Además, lo acusó de "compartir" con George W. Bush el "genocidio contra los palestinos".

Comentá la nota