Los ruralistas reclaman al INDEC datos del sector

Los dirigentes agropecuarios volvieron a reclamarle al Gobierno que difunda los datos del Censo Nacional Agropecuario 2008. Lo hicieron, a raíz de la información que publicó ayer Clarín en la se precisó que desde 2002 se redujo en un 15% la cantidad de productores que hay en el país, lo que revela el cierre de muchos establecimientos y la mayor concentración que existe hoy en el sector agropecuario.
"Los censos agropecuarios se manipulan siempre que hay que esconder algo. En el '98 se hizo para ocultar la desaparición de los productores de la década del '90. Ahora vuelven a esconder las malas noticias bajo la alfombra, porque esta es la lógica de este Gobierno", sostuvo Eduardo Buzzi, titular de la Federación Agraria Argentina. Y recordó que "uno de los 23 puntos que le planteamos al ministro Aníbal Fernández el 31 de julio pasado fue que se conocieran los datos del censo".

También el titular de Coninagro, Carlos Garetto, recordó que este era un de los puntos que le propusieron al Gobierno en el marco del diálogo que en aquel momento se intentó realizar entre el Ejecutivo y el sector agropecuario. "Fue uno de los puntos que les alcanzamos. Pero el gobierno no ha contestado nada, dijo Garetto.

Tras lamentar la ausencia de cifras oficiales confiables, el titular de Coninagro aseguró que "en los últimos dos años la concentración se ha acelerado terriblemente. Lo vemos en la lechería, un sector donde la producción no cae y cada vez hay menos tamberos, y también en la producción de granos, donde cada vez son más los fondos de inversión agropecuaria y los pooles de siembra, pero pequeños productores no hay. Terminan arrendando o vendiendo el campo".

Desde la Sociedad Rural también se oyeron críticas al Gobierno por la no publicación de los datos del censo. "No tenemos estadísticas oficiales por toda esta gran mentira del INDEC", dijo Alejandro Delfino, vicepresidente de la SRA. Y remarcó que "es una muy mala noticia certificar que hay tanta gente que tuvo que abandonar su chacra, porque han caído muchos productores, chicos y grandes. Los tambos son los que más han sentido este efecto, porque debido a la poca rentabilidad que hubo en este último año han cerrado muchos establecimientos. Pero también en el sector ganadero. Hay que ver la cantidad de hacienda muerta que hay a raíz de la sequía y de la situación del sector".

Comentá la nota