Los ruralistas quieren ver a la Presidenta

Eduardo Buzzi, de la Federación Agraria, advirtió que los pequeños productores podrían ir a la quiebra si no hay cambios

Con tractorazos y concentraciones en La Pampa, Santa Fe y Córdoba, los dirigentes del campo reclamaron públicamente una audiencia con la presidenta Cristina Kirchner en el cuarto día de paro agropecuario. Quieren advertirle que si no hay cambios "se producirá la quiebra de productores rurales pequeños, como sucedió durante el gobierno menemista", según advirtió el presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Eduardo Buzzi, en la localidad pampeana de General Pico.

Al respecto, el dirigente planteó que "ante el cataclismo de la crisis financiera internacional es urgente poner en marcha un programa de emergencia agropecuaria de cuatro o cinco puntos". Entre ellos, citó el marco impositivo (retenciones y segmentación por escala), la diversificación productiva (leche, carne y economías regionales) y una política de créditos.

La nueva medida de fuerza del campo, por la que se convoca a no comercializar hacienda ni granos, tuvo un alto acatamiento que se vio reflejado en el Mercado de Hacienda de Liniers, donde hasta ayer a la noche ingresaron 78 vacunos (ver aparte). Además, no hubo operaciones en las Bolsas de Comercio y Cereales de Rosario y Buenos Aires.

Las expectativas de los dirigentes de la Comisión de Enlace están puestas en la movilización que organizarán mañana por la mañana en San Pedro y en el acto que harán por la tarde en el Congreso junto con organizaciones sociales. Allí esperan que la convocatoria sea más numerosa que la que recogieron hasta ahora.

De Angeli

Alfredo De Angeli reconoció ante LA NACION que "faltó acompañamiento de la gente de la ciudad, porque todavía no ha tomado conciencia de que la lucha del campo continúa". Según el director de Federación Agraria de Entre Ríos, "la gente cree que con la derogación de la resolución 125 (retenciones móviles) se terminó la historia, pero el campo está peor que hasta ese momento, porque la baja de los precios en los granos y el gran aumento del precio de los insumos en dólares hacen que la agricultura sea inviable", indicó.

El emblemático corte del kilómetro 53 en la ruta 14, en Gualeguaychú, tuvo escasa convocatoria. En una asamblea a puertas cerradas -donde se pidió expresamente que la prensa se retirara- se resolvió limitar la acción a la entrega de volantes y no una movilización y tractorazo, como se había anunciado.

Por la mañana, De Angeli estuvo en Paraná, donde desplegó un discurso más frontal al advertirle al Gobierno que "pueden llegar los cortes de rutas".

El director de Entre Ríos de la FAA sostuvo: "No toman en serio nuestros reclamos, sin duda donde están las cenizas va a haber brasas en muy poco tiempo. Les digo al señor gobernador [Sergio Urribarri] y a la señora Presidenta que si volvemos a cortar rutas ustedes serán los responsables. La sociedad se va a enterar de por qué estamos en las rutas". Luego, en Gualeguaychú propuso "retenciones cero, porque el agro ya no tiene margen".

Buzzi, en cambio, sostuvo en Rufino durante un acto con unos 1000 chacareros que los productores seguirán el reclamo "sin cortar rutas". Según Buzzi, trabajarán con legisladores en el Congreso.

Acompañaron al presidente de la FAA, el dirigente de la juventud de esa organización, Esteban Motta; el vicepresidente de la Sociedad Rural Argentina, Alejandro Delfino; el delegado del Ministerio de la Producción de Santa Fe, Juan Enrique Lombardi, y el intendente de Armstrong, Fernando Ricardo Fischer (PJ), que viene acompañando la protesta del agro.

Por la mañana, Buzzi estuvo en General Pico junto con Delfino y el vicepresidente segundo de la FAA, Ulises Forte. Allí hubo un tractorazo con alrededor de 200 vehículos y la presencia de 500 personas.

Los ruralistas también se reunieron con el intendente Jorge Tebes (PJ). El jefe comunal incluso presenció el acto en la plaza central de la ciudad. "La recaudación de Pico cayó un diez por ciento por la sequía y el conflicto del campo", dijo Tebes a LA NACION.

Delfino, a su vez, expresó su malestar porque los productores no han sido consultados sobre los anuncios que está por hacer el Gobierno respecto del campo. "Son medidas extemporáneas. Esto tiene una sola lectura: un modelo que está haciendo agua por todos lados. Si se hunde el campo, nos hundimos todos", advirtió.

Los mayores aplausos se los llevó Buzzi. Estuvo unas tres horas en la localidad pampeana. Se sacó fotos, tomó mate y se fue rápidamente en avión. Lo esperaba el acto en Rufino. "¿Si éste es un paro político? Claro. Este es un paro político porque es por política agropecuaria: por la leche, la carne y los granos, pero no es un paro partidario", dijo.

En Córdoba hubo un tractorazo en la localidad de Río Primero, a 50 kilómetros de la capital, en la que se quemó una vieja pulverizadora. "Se están quemando años de sacrificio y trabajo", dijo una mujer que participó en la manifestación.

Con la colaboración de Jorge Riani (Paraná), Sergio Romano (La Pampa), José Bordón (Santa Fe) y Juan Carlos Vaca (Córdoba)

LOS RECLAMOS

Control de precios: el campo pide el final del control de precios unilateral, con intervención en los mercados de hacienda, granos y leche, que el Gobierno viene aplicando desde hace dos años con el objeto de mantener bajos los precios de esas materias primas.

Exportaciones: las cuatro entidades piden que se flexibilicen las exportaciones de carnes, granos y subproductos, actualmente cuotificadas o sometidas a esquemas de encajes productivos (stocks forzosos) que deprimen los precios que reciben los productores.

Retenciones: ante la caída abrupta de los precios internacionales y la suba de los insumos estratégicos, el agro pide la reducción progresiva de las retenciones y, mientras eso se concreta, quiere alícuotas diferenciadas para pequeños y medianos productores.

Poder político: los ruralistas también reclaman un secretario de Agricultura "con poder" político, cuyas decisiones no estén sujetas a la aprobación de Comercio Interior o de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca).

Economías regionales: aunque centradas en sus reclamos sobre granos, ganado y leche, las entidades no olvidan las demandas de varias economías regionales (como azúcar, uva, yerba mate, tabaco y algodón, entre otras), que atraviesan severas crisis.

Comentá la nota