Ruralistas llevarán reclamos a festivales

Los productores cordobeses entregarán folletos y globos con los motivos del descontento del sector. En febrero, Cartez prevé comenzar con concentraciones y asambleas en el interior. No están previstos cortes de ruta durante enero. Las cuatro entidades reclamaron distintas medidas, destacándose la eliminación de las retenciones agropecuarias.
El sector agropecuario empezó el año analizando el plan de lucha contra el gobierno nacional ante la falta de respuestas a las necesidades expuestas. La discusión se plantea tanto a nivel regional como nacional a través de la Comisión de Enlace que conforma Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Sociedad Rural Argentina (SRA), Federación Agraria Argentina (FAA) y Coninagro.

En Córdoba, la delegación local de FAA llevará sus reclamos a los alrededores del predio de la 44º Edición del Festival de Doma y Folklore de Jesús María, entregando globos para los chicos con escritos alusivos a la situación del campo así como volantes, apostando a “que la sociedad tome conciencia de la realidad”, explicó Agustín Pizzichini a este medio, al tiempo que agregó: “Si sale bien, se repetirá en el festival de Cosquín porque es una forma de decirle a la sociedad que estamos movilizados”.

Asimismo, algunos hombres de campo quieren aprovechar la presencia del vicepresidente Julio Cobos en Jesús María para mantener un encuentro con el responsable de que la Resolución 125 no esté vigente. “Algunos productores quieren reunirse con Cobos y estoy intentando transmitir el pedido”, comentó el intendente de Jesús María, Marcelino Gatica. Por el momento está confirmada la presencia para el viernes, estimándose que arribará a la ciudad poco tiempo antes de la apertura del evento.

Por su parte, la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez) decidió ayer la realización de asambleas y concentraciones durante febrero, tanto en las Sociedades Rurales como en los pueblos del interior, sumando a otros sectores a las medidas. “Vamos a coordinar las acciones con el resto del sector, pero descartamos cortes de rutas en verano”, indicó el titular de la entidad, Delfor Maldonado. En el mismo sentido se manifestó Pizzichini: “no queremos cortes de ruta. Tenemos que buscar una nueva metodología para la protesta”. Horas antes, los productores liderados por el entrerriano Alfredo De Angeli habían resuelto en asamblea no realizar cortes de ruta hasta este mes para solidarizarse con la actividad turística

Las decisiones de las entidades locales serán llevadas a CRA y FAA respectivamente, que se reunirán el miércoles próximo y los primeros días de febrero.

Por otra parte, los directivos de Cartez solicitarán una audiencia al gobernador Juan Schiaretti para plantearle que “la comisión asesora de bosque nativo no trabaja como debería hacerlo” y al ministro de Agricultura, Ganadería y Alimentos, Carlos Gutiérrez, a fin de exponer la existencia de limitaciones técnicas y económicas en el feedlot de 40.000 cabezas pedido.

Pedidos

Por su parte, la Comisión de Enlace continúa reclamando al gobierno el cambio de medidas que perjudican al sector, las cuales sumadas a la crisis internacional y a la terrible sequía de gran parte del país conforman un cuadro “terminal”. “La pérdida de rentabilidad en nuestras actividades provoca en la actualidad el corte casi total en la cadena de pagos del interior del país, la de- saparición de miles de productores y la destrucción del tejido social que esto implica”, afirmaron.

Si bien consideran que no son escuchados, pidieron que se declare el estado de desastre nivel nacional por sequía y otras inclemencias climáticas en las provincias afectadas, la suspensión de los juicios y remates, la creación de fondo especial para el pago de las contribuciones patronales en las zonas afectadas, la eliminación de la resolución que prohíbe la faena de animales livianos, la apertura de las exportaciones y normalización de los mercados de cereales, oleaginosas, leche y carne así como la liberación y normalización de los mercados interno y externo de los productos lácteos. “Ante la magnitud de la crisis, suprimir los derechos de exportación de los productos agropecuarios. Es fundamental que el gobierno comprenda que no escuchar al sector y sumirlo, por venganza, en una de sus peores crisis, significa condenar también a todo el país, abortando sus posibilidades de desarrollo y empobreciendo a millones de argentinos”, sostuvieron.

Comentá la nota