Ruralistas exigen que Domínguez frene a Moreno por la carne

Creen que el ministro tiene que defender a los ganaderos de los ataques de Moreno. El secretario corrobora listas y blande la amenaza de paralizar la exportación
La renovada embestida del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, sobre la cadena cárnica para lograr una rebaja en los precios al mostrador esta misma semana derivó ayer en el fuerte rechazo por parte de los ruralistas, que se dividieron entre exigencias para que el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, frene al polémico secretario y en amenazas de lanzar un paro de comercialización de hacienda justo en las vísperas de las Fiestas.

Tras enviar inspectores a carnicerías y frigoríficos para que entregaran documentación con los valores que pagan y venden la media res (que en lo que va del mes se incrementó en 33% según denuncian los comercios minoristas), el polémico secretario hizo saber que las demoras en la entrega de permisos para la exportación de carne –adelantadas ayer por El Cronista– podrían derivar esta misma semana en una prohibición total para embarcar cortes vacunos hasta que se cumplan con los precios máximos.

Los ruralistas pampeanos, nucleados principalmente en la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), realizaron ayer una reunión de urgencia para tratar la nueva intervención de Moreno en los mercados. Desde las zonas ganaderas bonaerenses se reclamó a la conducción de la entidad que conduce Pedro Apaolaza que, apenas se constate un freno total de las exportaciones, se lance un cese de comercialización de ganado por tiempo indeterminado.

"No se puede dejar a la gente sin carne en las vísperas de Navidad, pero la situación es muy complicada. Domínguez tiene que decir lo que se va a hacer. Supuestamente la Oncca depende de él, entonces que diga qué se va a hacer con la carne", remarcó a este diario el presidente de Carbap, Pedro Apaolaza.

El dirigente dijo que los ganaderos están en estado de alerta y algunos anticiparon que quieren solicitar a la mesa de enlace el lanzamiento inminente de un paro comercial si la amenaza de Moreno de frenar las ventas externas se concretan.

Desde la entidad pampeana se comunicaron ayer con el director de la Comisión de Emergencia Agropecuaria nacional, Haroldo Lebed, y hombre de confianza de Domínguez, para plantearle la preocupación sectorial por las maniobras de Moreno y reclamarle acciones urgentes desde Agricultura.

"Pero hasta ahora no hay nada. Hay que darle un corte a esta situación (de Moreno) porque lo que hace es alentar el mercado en negro y perjudica al productor. Hay que tratar el tema de fondo antes de que sea muy tarde", se quejó Apaolaza.

En el análisis efectuado durante el encuentro en Carbap, se coincidió en que las alzas en los valores de la hacienda "es la primera muestra de que se viene la noche" en materia de oferta cárnica. Para Apaolaza, los frigoríficos están pagando más, hasta $ 1,2 por encima de los valores máximos de Moreno, por la escasa hacienda existente y dijo que el alza en los valores al carnicero y al mostrador son parte del mismo problema "que el campo viene denunciando en los últimos 3 años".

Pero los argumentos de los productores, que en las últimas semanas llegaron a recibir más de $ 5 por kilo vivo por los "pocos" terneros disponibles, en comparación con años previos, parecen no hacer mella en el accionar de Moreno, quien intentará que para la habitual reunión de los viernes con frigoríficos, carniceros y supermercados los precios hayan bajado, o al menos aparezcan ofertas con carne barata para la Navidad

Comentá la nota