Ruralistas de Mar Chiquita realizarán una vigilia a la vera de la Autovía 2 mientras dure el encuentro del Gobierno con la Mesa de Enlace

Ruralistas de Mar Chiquita realizarán una vigilia a la vera de la Autovía 2 mientras dure el encuentro del Gobierno con la Mesa de Enlace
Ruralistas y autoconvocados de Mar Chiquita habrán de realizar este martes una vigilia a la vera de la Autovía 2 en tanto dure la reunión que los dirigentes de la Mesa de Enlace mantendrá con la Ministra de la Producción, Débora Georgi desde las 14, para seguir analizando los reclamos del sector, en medio de un clima enrarecido por los aparentes cambios de eje que tendría el nuevo encuentro.
Cabe señalar que la dirigencia del campo mantiene silencio de radio desde el domingo y tras la apertura de las sesiones legislativas de este año, no volvieron a expresar opinión alguna, ni siquiera a través de las segundas líneas de los nucleamientos, respecto de las versiones referidas a una posible avanzada oficial sobre el comercio granario nacional.

El único que habló fue Alfredo De Angeli , quien advirtió sobre un posible regreso del campo a las rutas. El dirigente rural aseguró que "si no hay soluciones" en la reunión que hoy tendrá el Gobierno con la Mesa de Enlace "seguro" volverá el conflicto. "La gente quiere ir a las rutas", manifestó

Alfredo De Angeli abogó porque "sirva para encontrar soluciones" la reunión que mañana tendrán los representantes del campo con la ministra de Producción, Débora Giorgi.

"Espero que sirva. No queremos el conflicto, queremos la solución", manifestó el dirigente ruralista, aunque advirtió sobre los riesgos de que los chacareros puedan volver a las rutas. Consultado sobre la posibilidad de que suba el tono del conflicto a partir de este martes, el ruralista afirmó: "Si no hay solución, seguro. Estamos sosteniendo a la gente, porque la gente quiere ir a las rutas, pero nosotros no queremos".

Asimismo, el ruralista reavivó la polémica sobre el precio de la carne y la política ganadera, al poner el ejemplo del sistema que tiene Uruguay, que sólo mantiene bajo control el precio de los cortes más populares y que tiene liberado el precio de otros menos rústicos.

"El lomo en Uruguay vale 21 dólares, pero la pulpa para milanesa y la carne para asado vale tres dólares. (El resto) se exporta, porque el lomo no lo come el común de la gente. Quiero decir que (en la Argentina) estamos subvencionado el lomo a la gente con mayor poder adquisitivo", afirmó De Angeli.

"Se está perjudicando el sector agropecuario, se está vendiendo la vaca y avanza la soja, con el desierto verde", consideró.

Comentá la nota