Rural de Rosario: avanzar hacia más coparticipación

En el marco de la discusión sobre el paquete de reforma tributaria que se está llevando a cabo en la provincia de Santa Fe, la Sociedad Rural de Rosario, en un comunicado de prensa, se pregunta si el impuesto del inmobiliario rural y de ingresos brutos es el camino a recorrer.
El recientemente electo presidente de la entidad hasta 2011, Luis María San Román expresó que no les convence para nada este proyecto. "No cabe dudas que el impuesto al inmobiliario rural no ha aumentado, pero la carga a nivel nacional sí se ha incrementado, por eso planteamos que el tema pasa por una mejor coparticipación desde la Nación y no buscar el camino más fácil, que sería el aumento al impuesto. Nosotros tenemos el 35% de retenciones en soja, el 37% en el maíz y el 20% en el trigo. Es muy grande lo que aporta el sector y no entendemos el por qué de volver a discriminarlo. Creemos que este no es el camino", dijo San Román.

Además del inmobiliario rural y los ingresos brutos, el campo tiene las retenciones, "con un 35% en soja, el 20% en trigo. Es muy grande la carga y tienen otras herramientas como la coparticipación para recauda r, es más, algunos legisladores dijeron que tendrían que mirar bien la coparticipación".

Sin embargo, el Gobierno de la Provincia dice que el impuesto inmobiliario está atrasado por eso hay que actualizar algunos puntos, ese el fundamento.

"No caben dudas que el inmobiliario no aumentó, pero nosotros a nivel nacional percibimos un aumento. Por eso queremos pelear una buena coparticipación a nivel nacional. Nosotros creemos que ese es el camino, no incrementar el inmobiliario. Las tasas comunales para el combustible, el gas oil, están actuando como un impuesto. Hay que trabajar con el Congreso, tenemos esperanza con los nuevos legisladores", advirtió el dirigente.

En cuanto al resto de las situaciones que atraviesa el sector agropecuario, "la carne tuvo un pequeño repunte, y ya se vio la mano del Gobierno en Liniers, pasando listas y presionando a los frigoríficos para que no exporten. Con el trigo sucede lo mismo, porque se cierran las exportaciones, y por ende el sector molinero es el que compra a medida que necesita, por lo tanto ni siquiera acopia. Hay entidades que plantearon un paro, y nosotros decimos que alguna medida se tiene que tomar. Si el productor no puede vender el trigo, el año que viene no va a sembrar", concluyó.

Comentá la nota