Ruptura del bloque K en los Concejos Deliberantes

Los bloques de concejales oficialistas comenzarán a romperse a partir de abril, luego de que el felipismo oficialice el distanciamiento con el bloque FpV-PJ en la Legislatura bonaerense. El interbloque que se creará en ambas Cámaras será el puntapié inicial para la ruptura en los Concejos Deliberantes de varios distritos de la Provincia.
El alejamiento de los ediles al oficialismo, complicará la gestión de los intendentes kirchneristas en un año electoral, donde se busca no perder capital político.

Así, alrededor de 80 municipios kirchnerista tendrán un panorama complicado, debido a que los bloques del FpV comenzarán una etapa de fractura, ya que muchos concejales decidieron pasarse a las filas del sector liderado por Felipe Solá.

A ese grupo se unirán los ediles del sector que representa Francisco De Narváez, que agrupará además a los dirigentes que se encuentran enrolados en el Movimiento Productivo Argentino y a la línea del PRO.

"Entre el 10 y 15 de marzo se oficializa la ruptura con el bloque en la Legislatura, y a partir de abril será un efecto dominó en los municipios kirchneristas", vaticina a LaTecla.info una fuente del felipismo.

De esta manera, el vendaval político en las comunas tendrá su punto máximo cuando la oposición, casi toda en su conjunto, decida abrirse de la fila K.

Ya varios intendentes como Jorge Barracchia (Trenque Lauquen), para citar un ejemplo, tienen un duro futuro político, luego de que los concejales -mitad del oficialismo, mitad de la oposición en esa localidad- se muestren afuera del kirchnerismo en pocos días más.

El despegue de los ediles podría generar el rechazo de los proyectos de los Ejecutivos locales o complicar el desempeño del oficialismo dentro del recinto.

Ni de uno ni de otro sector aún dan cifras de cuántos concejales perderá el FpV y cuántos tendrán de acá al 2011, pero todos advierten un futuro complejo con fuertes imposiciones políticas.

Comentá la nota