Ruiz aclara…para que no oscurezca aun más

La ministro de Hacienda del gobierno neuquino procuró atenuar contradicciones que la oposición había marcado después de su paso por la Legislatura. Ratificó ahora que se espera un déficit en las cuentas públicas de unos 400 millones de pesos.
La ministro de Hacienda y Obras Públicas, Esther Ruiz, intentó este jueves eliminar contradicciones entre su propio discurso sobre las cuentas públicas y el que enarbola su jefe, el gobernador Jorge Sapag, y ratificó dos cifras clave: la primera, la deuda con proveedores del Estado, que asciende a 300 millones de pesos; y la segunda, la estimación del déficit hacia fin de año, que ratificó en 400 millones, tal como había estimado Sapag.

De paso, le puso un freno drástico al cualquier pedido sugerido por los municipios conducidos por intendentes que no son del MPN: dijo que no hay posibilidades de giros extraordinarios a los municipios. "Se les está acercando lo que reciben de manera permanente; hoy por hoy no estamos atendiendo nada que sea extraordinario", señaló la funcionaria.

Respecto a un probable aumento de los ingresos, sostuvo que con los valores de coparticipación e impuestos provinciales "no hay posibilidades por ahora" y aclaró que se trata de recibir aportes a través del plan de facilidades de pago que comenzará el 14 de este mes "pero no es inmediato, no es este mes".

Describió que el objetivo de máxima de la Dirección Provincial de Rentas es recuperar 200 millones de pesos de los 240 millones que le deben en concepto de atrasos en Ingresos Brutos e Inmobiliario. Admitió que "no es habitual" que se llegue a ese nivel de recupero de deuda y precisó que ese dinero "se podría destinar a pago de proveedores y liberar, un poco, la deuda del Tesoro".

Al ser consultada sobre los aportes al ISSN, explicó que los municipios de primera categoría se encargan en forma independiente de hacer los depósitos de aportes y contribuciones a la obra social y caja jubilatoria. Con respecto a los organismo públicos y municipios de otras categorías, dijo que todos los meses se hace el descuento y confirmó que "hace dos meses se le sacó un pago al ISSN por deudas que había pendientes".

Cuando se le preguntó su opinión respecto de los comentarios que surgieron luego de su exposición en la comisión de Hacienda de la Legislatura, expresó que llevó el presupuesto presentado en el mes de marzo y un ejecutado al mes de julio, "donde se observó que ya estamos en varias partidas excedidos con una tendencia del impacto de los incrementos salariales que empieza a repercutir, sobre todo el mes de julio, que hace suponer que de acá a diciembre la situación se nos va a ir complicando más".

Indicó que es una facultad legislativa la posibilidad de usar los fondos de la renegociación de los contratos petroleros con otros fines y aseguró que hay manifestaciones de algunos municipios que están pidiendo redireccionar fondos de las renegociaciones. "Habrá que analizar si es prudente pagar deuda con un dinero que es extraordinario y que se termina sacando fondos para obra pública para dirigirla a insumos diarios o, lo que sería peor, para salarios", remarcó.

Comentá la nota