Ruidosa protesta en el municipio

General Acha) - Acompañadas por dirigentes de la seccional local de ATE, las Jefas de Hogar marcharon ayer por la mañana hacia la municipalidad con intenciones de reunirse con María Elena García, algo que no consiguieron porque la intendenta prefirió ignorar la ruidosa manifestación realizada frente a su despacho. Las mujeres reclaman un mejoramiento salarial y estabilidad en el trabajo que desarrollan desde hace casi una década y advirtieron que por de un relevamiento ordenado desde la Anses podrían perder su magra ayuda de 150 pesos mensuales.
Aunque el Departamento Ejecutivo no las recibió, las Jefas de Hogar sí fueron atendidas por el presidente del Concejo Deliberante, Marcelo Berot, y los ediles José Luis Procetti y José Luis Garro, quienes se comprometieron a redactar un proyecto de ordenanza para que la intendenta se haga cargo de la situación y canalice la problemática.

Espontánea.

La secretaria general de ATE, Nilda Lescano, afirmó que la protesta surgió en forma espontánea cuando las Jefas de Hogar instalaron una carpa en la plaza Manuel Belgrano, frente al edificio municipal. Advirtió que si bien la intendenta argumenta que los planes dependen del gobierno nacional, y por eso no puede hacer nada, las beneficiarias son mujeres que cumplen una prestación en el municipio y en organismos públicos provinciales.

"Por ese motivo no se pueden hacer los desentendidos" dijo Lescano. Las jefas de hogar llevan nueve años trabajando a cambio de 150 pesos mensuales, con una jornada de cuatro horas diarias y la obligación de presentar certificado médico para justificar las inasistencias. Lescano lamentó que las autoridades no comprendan el temor de las mujeres a quedarse sin empleo y aseguró que ya tienen incorporada la cultura de trabajo.

"A veces los políticos reniegan de que no existe cultura del trabajo, pero en realidad hacen esto para fomentar el clientelismo político para el día que necesitan sus votos", expresó.

Precarización.

La sindicalista denunció un "vaciamiento" en las escuelas de la provincia, porque prácticamente no hay personal de la Ley 643 y el sistema sigue sostenido, en su mayoría, por planes y monotributistas que representan la precarización laboral implementada en La Pampa. "Por eso pedimos que se creen los cargos para ocupar las vacantes existentes e invitamos a los concejales para que se informen sobre esta problemática, recorran las escuelas y pregunten por la cantidad de vacantes que dejaron empleados jubilados o fallecidos", señaló.

Para la gremialista "García sigue la línea provincial y nacional, al permitir que la precarización laboral haya aumentado significativamente en La Pampa, pero vamos seguir luchando por la creación de esos cargos, para que trabajen en blanco y se dignifiquen tantos años de servicio que cumplieron en negro", agregó.

Lescano reclamó una mayor dignidad para las tareas que desarrollan las jefas de hogar por una retribución insignificante. "Son todas jefas de familia, que llevan la comida a sus hogares y que, de un día para el otro, podrían quedarse sin ingreso", añadió.

A pesar de que la intendenta de General Acha no las atendió, el ánimo de las Jefas de Hogar no decayó. Ayer por la tarde recibieron el apoyo de la Mesa Intersindical de la provincia, cuyos principales referentes visitaron la carpa montada en la plaza Belgrano para solidarizarse con su reclamo.

Comentá la nota