Ruidos Molestos: Vecinos denuncian a boliche céntrico y responsabilizan a Pulti

Vecinos de un edificio ubicado frente al controvertido boliche “El Pastor”, en Moreno entre San Luis y Mitre, denunciaron que los "ruidos molestos" provenientes del local nocturno les “generan un grave perjuicio”, situación que evidenciaron ante autoridades municipales en varias oportunidades, “sin obtener respuestas definitivas” del intendente Pulti.
Advierten que, además del alto volumen de la música, se ven afectados por las peleas entre jóvenes alcoholizados, quienes también obstaculizan el ingreso de los propietarios a sus domicilios. El polémico local nocturno se encuentra a pocas cuadras del despacho del Jefe Comunal y de las oficinas de Inspección General.

En su carácter de Administradora y en representación de los vecinos del edificio Consorcio Moreno 2708, María Emilia Patiño expresó, por medio una nota enviada a la redacción de 0223.com.ar, el malestar existente en el lugar ante los “ruidos molestos” provenientes del señalado sitio.

Según la denunciante, en otras ocasiones se dejó constancia ante las autoridades de la música que durante la madrugada repercute en la medianera de su edificio, generando “un grave perjuicio a sus habitantes”. “En reiteradas oportunidades se ha llamado a quien está a cargo de las inspecciones y se ha constatado el problema, pero no se dio una solución definitiva y no podemos estar llamando todas las noches, ni los que vivimos todo el año en el edificio ni los propietarios que vienen a disfrutar de sus vacaciones y se encuentran con que no pueden descansar y no comprenden la inacción de la Municipalidad”, afirmó.

“Este ruido no sólo es invasivo, sino que no permite ni conciliar el sueño, ni descansar ni estudiar”, detalló Patiño, quien describió que los mismos “se expanden por todo el barrio debido a la realización de shows con bandas en vivo y a la falta de adaptación de la acústica, algo sumamente importante, a lo que se le suma que por el calor, se abren las ventanas del local para que circule el aire”.

En ese sentido, insistió en que “este problema se reitera toda vez que la Municipalidad habilita un local que es utilizado como canto bar, predancing, o lugar bailable; no se termina de comprender como se habilita un negocio de estas características en el medio de la ciudad, rodeado de edificios, donde la acústica por lógica repercute en toda la zona”.

“Basta con pasar por la esquina de Moreno y San Luis para sentir la música, cuyas características de vivo y su volumen, repercuten y son oídas por cualquier persona que transite por el lugar”, señaló más adelante.

Asimismo, consideró pertinente que se verifique la salida de emergencia y la habilitación del local, “y se tenga un estricto control en particular, ya que además de las rencillas callejeras que se generan, los jóvenes invaden nuestro porche, obstaculizando el acceso al hall del edificio”.

Y solicitó que “las autoridades municipales traten con la mayor seriedad el expediente respectivo y tome las soluciones correspondientes con la mayor celeridad posible, actuando como custodios de los derechos de los habitantes”.

Comentá la nota