"Rudy" Fernández volvió a tomar distancia, esta vez con el caso Mosquera

El recientemente electo diputado nacional buscó no quedar salpicado por el escándalo, y no sólo se mostró respetuoso de las decisiones judiciales sino que además consideró que se debería haber apartado del cargo al secretario privado del gobernador.
El flamante diputado nacional, y actual intento de Virasoro, Rodolfo "Rudy" Fernández, volvió ayer a despegarse de las posiciones del Frente de Todos, de los funcionarios del gobierno y hasta del Gobernador Arturo Colombi al afirmar respecto a la detención de Diego Mosquera que "tenemos que ser respetuosos de las resoluciones judiciales, esta es la primera instancia. Creo que todos los que somos juzgados de algo, tenemos varias instancias para demostrar lo contrario y tendríamos que dejar que actúe la justicia y los políticos no deberíamos opinar".

Terminante como siempre, Fernández, que cada vez se muestra mas lejos del Frente de Todos, consultado acerca de los dichos del gobernador Colombi aseguró que se trata de "una postura personal del señor Gobernador". "Yo tengo una postura que es no opinar sobre las resoluciones judiciales" dijo poco después de recibir ayer su diploma de diputado nacional.

Consultado sobre si el Gobernador debió haber èdido la renuncia o no a Mosquera al conocerse el escándalo, Fernández consideró que "es lo que corresponde si es acusado, pero todavía no fue sentenciado, y todos somos inocentes hasta que salga la resolución final", mientras que respecto a como afectaría esto al Frente de Todos, el jefe comunal de Virasoro no dudó: "en principio puede ser malo para el Frente de Todos; pero si esto se dilucida y no es tan así, puede cambiar, pero es evidente que durante una campaña esto es muy problemático" admitió.

APOYO A LA JUEZ

Mientras que en el frente oficialista y en el Gobierno se resquebraja el frente defensivo de Mosquera, desde el Superior Tribunal de Justicia se dio ayer una señal muy fuerte cuando uno de sus ministros, Carlos Rubín, aseguró públicamente que la decisión de Norma Agrasso de Caballero de ordenar la detención de Diego Mosquera se produjo "con total firmeza y sin temor a presiones externas, porque detrás de la magistrada existe un respaldo del Superior Tribunal de Justicia".

Consultado sobre las críticas disparadas contra el Poder Judicial, Rubín dijo que estas "no tienen asidero, la justicia no se alimenta de declaraciones sino de hechos", y en ese sentido aseguró que "eso lo vengo escuchando desde que era abogado y se positivamente que cuando una juez dicta un fallo, el que se siente perjudicado dice que es un magistrado "vendido"".

Comentá la nota