Rubén Miranda le pide a Jaque "un gobierno en la calle, cerca de la gente"

En diálogo con Elevediez, el intendente de Las Heras, ratificó que le piden cambios en el Gobierno y ahora esperan sus decisiones con "expectativas".
Rubén Miranda, intendente de Las Heras, ratificó que al interior del PJ pidieron cambios en el gobierno a Celso Jaque y que, luego de la derrota de las pasadas elecciones, se acordó un plan político-institucional cuyos ejes centrales serán el trabajo y la producción.

Las declaraciones del cacique lasherino blanquearon el marco en el que se desarrolla hoy en día la feroz interna justicialista y se generaron en una jornada en que el gobernador asistió a una importante reunión con la mayoría de los intendentes de la provincia para dialogar, nada menos, que sobre cómo construir viviendas en medio de la crisis económica.

Ante la exigencia de una profundización en los cambios y las políticas, el intendente de Las Heras explicó que "hemos logrado un reconocimiento de que estamos mal en las elecciones pasadas. Esto llevó a una serie de reuniones fructíferas porque se logró un plan político institucional, y esto trae ansiedad de que se comience a mostrar".

Destacó que "hay una crisis importante en lo social y económico, y que también la tiene el Estado que debe dar respuestas con políticas activas. Particularmente me he reunido con legisladores tratando de poner racionalidad, mantenernos unidos y trabajar por leyes importantes, como el de la vivienda para que salga la semana próxima.

Ante la pregunta de si esta tarea no debería hacerla un funcionario, Miranda indicó que "esto es justamente lo que hay que hacer, un aporte. Esperamos una acción en conjunto entre los distintos actores que tienen responsabilidades. Si bien debo conducir un municipio, esto es para hacer un equipo que gane en iniciativa porque sino parece que estamos detrás de las noticias".

En cuanto al plan delineado y que pronto se dará a conocer, detalló que "básicamente tiene dos ejes: producción y trabajo. Es central para Mendoza, se viene la cosecha. Esto viene encadenado con la producción y el trabajo ante datos de que han aumentado el desempleo y la indigencia. El plan tiene una fuerte voluntad política y se necesitan actores y en esto tiene la palabra el gobernador. No sólo es un cambio de funcionarios sino también de políticas, actitudes, un gobierno en la calle, cerca de la gente. Hay que reconocer que se perdió la confianza de la gente".

Ante los pedidos que le hacen, Rubén Miranda indicó que "lo vemos con predisposición pero la palabra la tiene él; el gobernador es quien debe tomar decisiones. En Las Heras nos hemos planteado otro presupuesto, cambié 7 funcionarios y necesito el equipo activo en la calle. Si hay dificultades se resuelven rápidamente sin perjudicar a la gente. Debe resolverse en el interior de la organización Esperamos con expectativas para ver qué resuelve él (gobernador).

Sobre si realmente espera que haya cambios, respondió brevemente: "Espero eso, es el gobernador el que resuelve".

En referencia a la pelea del ministro de Salud, Sergio Saracco, con el subsecretario Landete, cuñado del gobernador, dijo el intendente de Las heras que "en mi departamento, si no resuelven dos funcionarios un problema, les pediría la renuncia. Esas peleas no le hacen bien a la gestión".

Finalmente, Miranda, confió en que hay tiempo todavía para los cambios: "Hay que recuperar la confianza en medio de la crisis. Necesitamos un gobierno muy activo".

Comentá la nota