Rubén Dieguez se prueba el traje de secretario cuando cala hondo la crisis

El municipio asiste a 6.500 familias, 1.640 beneficiarios más que a principios de año. Elichiribehety se va el 12 de septiembre y el subsecretario, candidato a reemplazarlo, habló de una "continuidad" política.
Con 48 años de edad, un trabajador social recibido en la Facultad de Humanas de la Unicen, con pasado en el trabajo comunitarios de ONGs abocadas a la infancia como "Pajaritos de la Calle", se apresta a asumir al frente de la Secretaría de Desarrollo Social.

Rubén Dieguez es número puesto para ocupar el cargo que ostenta el multifacético Julio Elichiribehty, desde hace 5 años y medio. El 12 de septiembre, el psicólogo social dice "Adiós" al Ejecutivo en el medio de racambios fuertes en el gabinete de Miguel Lunghi.

Lo cierto es que el subsecretario será titular del área cuando cala hondo la crisis económico social en la ciudad. Una cifra resulta tajante en materia de paliativos generales: Desarrollo Social hoy asiste a 6.500 familias, 1.640 más que en enero. Esto implica un crecimiento de la demanda superior al 30 %.

Consultado por LA VOZ, Dieguez se mostró cauto ante el nuevo desafío, y prefiere no hablar demasiado hasta que el jefe comunal firme el decreto de designación.

"La salida de Julio es un hecho, pero quien sigue, quien viene o quien no todavía no tiene confirmación oficial, y más allá de los comentarios, sigo siendo subsecretario, me mantengo en este lugar y respeto cada decisión", alegó.

Más tarde, en la misma tesitura, el entrevistado señaló que "sería poco respetuoso hablar ahora porque Elichiribehety aún está al frente".

De todas maneras, aseguró Dieguez que el próximo titular de Desarrollo Social garantizará la "continuidad de una gestión municipal, con la impronta, expectativas y objetivos trazados" por este Gobierno.

TRANSICION INTERNA

Elichiribehety venía planteando en los medios de comunicación su desgaste personal y la necesidad de apartarse de un área que, por su naturaleza, vinculada a las necesidad de los más necesitados, genera fatiga humana constante y sonante.

"El lo anticipó cuando la crisis todavía no se había instalado en toda su magnitud, en 2008. Su familia, el trabajo cotidiano, la jefatura de campaña en cada elección, todas esas cosas desembocan en esta decisión", comentó Dieguez sobre el saliente funcionario.

La transición –añadió el entrevistado- "implica cierta complejidad, estamos ante problemáticas difíciles como son las sociales, pero esto se soluciona con la buena predisposición de las personas que se van y las que llegan".

Dieguez reiteró el discurso oficial en torno al presupuesto: "siempre faltarán recursos económicos en Desarrollo Social, pero se buscan optimizar los fondos y evaluar con profundidad cada caso, para responder con lo que se tiene. Hay conflictos lógicos que hacen a una realidad social, pero aquí hay gente formada, para trabajar en este escenario".

Cabe recordar que el mes pasado, la comuna redujo los desembolsos en los alquileres más altos, aunque "se sigue respondiendo a los casos de urgencia".

La ayuda alimentaria, entre tanto, no reviste mayores problemas en la actualidad, consideró el funcionario.

Comentá la nota