Rozas: Tengo las alpargatas y el overol puestos, la interna no tiene retorno.

En el contexto de una reunión realizada en la localidad de Basail, el ex gobernador y presidente del movimiento Convergencia Social, Ángel Rozas, confirmó que “la interna radical no tiene retorno, pero no por mi voluntad”.
Aseguró: “Trabajé doce años por la unidad partidaria, pero llegó la hora de que cada uno demuestre cuánto aporta realmente al proyecto que nos llevó a gobernar la provincia”.

El encuentro que se realizó en la localidad limítrofe sirvió para que Rozas y su comitiva tomaran contacto con dirigentes partidarios locales y una numerosa concurrencia de productores rurales, comerciantes, docentes y vecinos, que aprovecharon la presencia del ex mandatario para trasladarle sus inquietudes y preocupaciones.

“Nunca dejamos de trabajar, no solo por la reconstrucción del partido y de nuestro movimiento, sino por los temas que le preocupan a los chaqueños”, afirmó Rozas. Entre muchos otros temas, nos hemos mantenido activos en nuestros compromisos históricos con el sector rural, mientras los gobiernos nacional y provincial los han bastardeado, y con la lucha por la permanencia de nuestro sistema previsional en la provincia. Nuestras opciones han sido siempre claras y no cambiamos el discurso”.

El Gobierno nacional

Al referirse al panorama nacional, Rozas indicó: “Seguimos sin coincidir con el rumbo del Gobierno nacional, que ha recorrido el mundo ironizando sobre la crisis de los países ricos y haciendo ostentación de una supuesta solidez macroeconómica, mientras a nivel local siquiera ha podido o querido avanzar en una política agropecuaria y mantiene su actitud revanchista con el campo, único sustento real de los números del país. La verdad es que, aunque la Presidenta diga que la crisis encuentra a la Argentina bien parada, la realidad es muy distinta: la escalada del proceso inflacionario es muy preocupante, las industrias analizan o avanzan sobre un escenario de reducción de personal, el comercio registra una importante merma en sus ventas y la brecha entre ricos y pobres sigue creciendo, como consecuencia de una desigual distribución de recursos”.

“Mientras el matrimonio presidencial aplica la política de la billetera para favorecer a sus amigos, parece no registrar el peligroso cóctel que resulta de la caída de los precios de los commoditys, las consecuencias de la sequía y la delicada situación financiera internacional. Con esa actitud, mantienen a los argentinos caminando por la cornisa”, amplió.

La situación del campo

Rozas le dedicó un párrafo especial a la situación por la que atraviesa el campo, señalando que “el Gobierno nacional ha llevado a este sector al límite. Muchos de nuestros pequeños y medianos productores están en una fase irreversible. Los que se animaron a sembrar o criar ganado tuvieron enormes pérdidas por la falta de una política nacional agropecuaria que les garantice precios competitivos ante la caída de los commoditys y el cierre de las exportaciones de carne”.

Recordó que “mientras la Alianza fue gobierno, establecimos un compromiso con los productores, que éstos retribuyeron con confianza. Nunca los traicionamos ni los dejamos solos, ni en los peores momentos, que fueron muchos. Estuvimos y estamos para respaldarlos y gracias a eso hoy podemos mirarlos a los ojos y recorrer hasta el último campo del Chaco.

El Gobierno provincial

“Después de un gran despliegue mediático inicial –opinó Rozas– lo único que ha dejado claro es que no cuenta con programa ni equipo de gobierno. En el Chaco tenemos un gobierno virtual, sin ninguna concordancia entre las promesas o anuncios y la realidad. Se mantienen a flote haciendo malas fotocopias de los programas y proyectos de la Alianza ”.

“La improvisación es el hilo conductor de este gobierno, que ante la menor dificultad le echan la culpa a la Alianza o a Angel Rozas, pero se olvidan que reciben cinco veces más coparticipación que nuestros gobiernos y han tenido cinco veces menos problemas. No sé qué hubiera hecho esta gestión justicialista con los ingresos y las circunstancias que nosotros gobernamos”.

“Lo único concreto que pueden mostrar o que podríamos decir que lleva sello propio –ejemplificó– son los más de 15.000 nuevos contratos del Estado. Con razón no pueden atender los reclamos salariales de los docentes, como me dijo un dirigente sindical. Mientras, la gente sigue esperando los 100.000 puestos de trabajo genuinos prometidos en campaña”.

Comicios de octubre

“El electorado chaqueño va a tener un desafío clave en octubre, cuando se renueven parcialmente las bancas de diputados en la provincia y la nación. Mientras la Alianza tenga mayoría legislativa, el Convenio de Armonización que firmó Capitanich con la Nación, para traspasar nuestro sistema previsional, no va a ser aprobado. Tampoco vamos a permitir cualquier intento de privatizar Sameep o Secheep, que ya intentara el justicialismo. La Alianza es la mejor garantía de que no se cometan estos atropellos contra derechos y conquistas históricas de los chaqueños”.

La actividad partidaria

Al ser consultado sobre la situación partidaria, Rozas enfatizó: “Tengo las alpargatas y el overol puestos y estamos renovando nuestros compromisos con cada dirigente y distrito de la provincia. Quienes me conocen saben que yo siempre trabajé a favor de la unidad partidaria y prueba categórica de esto es que, mientras gobernamos, no hubo internas provinciales. Pero me han tirado el guante y lo recojo. Contra mi voluntad, pero con el mismo compromiso y convicción de siempre”.

Al referirse a su relación con el ex gobernador Roy Nikisch, Rozas expresó que “tiene las puertas abiertas como todo integrante del Movimiento Convergencia Social. Los dirigentes de Convergencia saben que no necesitan ser llamados ni convocados para sumarse al trabajo. Las responsabilidades y compromisos de nuestros dirigentes no funcionan mediante invitaciones”.

“Lo saben quienes estuvieron entre las más de 15.000 personas que participaron del último aniversario del Movimiento en Sáenz Peña, en la reunión provincial de diciembre, también en Sáenz Peña, y en el encuentro de la semana pasada, donde se integró la comisión provincial con vistas a los comicios de octubre. También lo saben quienes vienen participando en nuestra lucha junto a los trabajadores y jubilados contra el convenio de armonización, que pretende terminar con nuestro sistema previsional en manos de la Nación y en nuestro acompañamiento incondicional a los productores rurales contra la resolución 125, en su momento, y ahora contra la sordera y prepotencia del Gobierno nacional y sus voceros”.

Las puertas de Convergencia Social del mismo modo y en las mismas condiciones que están abiertas para Aída Ayala, Carim Peche, Alicia Mastandrea, Leo Yulán, Alicia Azula, Luis Verdún, entre muchos otros, también lo están para Roy Nikisch y todos y cada uno de los dirigentes que quieran sumarse al trabajo de la recuperación del partido y de la Alianza, para volver al poder en el 2011.

Comentá la nota