Roxana dijo que se siente mal

"A lo largo de toda su trayectoria, Carlos Reutemann hizo una carrera unipersonal, usando a la gente y tirándola en la banquina", disparó ayer Roxana Latorre, hasta hace pocos días aliada dilecta del ex gobernador de Santa Fe. Y confirmó que el mismo Reutemann la llamó para pedirle que deje su banca, para la que acaba de ser reelecta: "El sábado me llamó por teléfono para pedirme que renuncie y me amenazó. Me dijo que la iba a pasar muy mal en la provincia si no renunciaba".
   Latorre admitió nuevamente ayer haber cometido "un error y una torpeza" al facilitar el tratamiento en el Senado de la delegación de facultades al Poder Ejecutivo y reconoció que se siente "muy mal anímicamente" por el conflicto que eso le creó con su ex líder.

   Reafirmó que "de ninguna manera" es kirchnerista, pero al mismo tiempo admitió haber dicho el fin de semana pasado que a Reutemann "lo manejan su mujer y su hija". Esa expresión trató de corregirla sosteniendo ayer que al ex gobernador santafesino "no lo maneja nadie".

   "A Reutemann no lo maneja nadie, se maneja a sí mismo. Lo que yo pude haber hecho en algún momento fue una consideración de dos personas (por la mujer y la hija del ex piloto) que lo quieren mucho y que están todo el día conectadas a internet y tienen un sitio de Facebook, todo el tiempo bajando información y mucho de política no saben", intentó explicar.

   La legisladora aseveró que "nunca minimizaría el poder de decisión del senador", al que calificó como "una figura importantísima dentro del justicialismo".

   "Es cierto que he estado en todas las listas promovidas por él, no voy a hacer el papel de novia resentida. Estoy absolutamente dolida y muy mal en lo personal: fue un error, una torpeza", prosiguió.

Comentá la nota