Las roturas en el asfalto causaron algunos problemas

Las altas temperaturas registradas en lo que va del verano en la región trajeron consigo algunos problemas en materia de infraestructura. En el centro de la ciudad, en una arteria muy transitada, el pavimento sufrió los efectos de las altas temperaturas y se "dilató y se levantó". La calle fue cerrada al tránsito y comenzaron los trabajos de reparación.
Se trata de la esquina de calle Nueve de Julio y Mendoza, un lugar con mucha afluencia de vehículos ya que es un sector que comunica el centro con los barrios del Este y la zona de Stefenelli y Parque Industrial. Además, la calle Mendoza es una rápida salida a la Ruta 22.

Las altas temperaturas y el intenso tránsito se combinaron esta vez para traer serios problemas para la circulación del lugar. En principio comenzaron las grietas en el asfalto, luego los pozos y por último el hormigón se terminó levantando, lo que hacía imposible que los vehículos chicos pudieran pasar por el lugar. El malestar de los vecinos provocó muchos reclamos, teniendo en cuenta además, que en esta esquina funciona una estación de servicios y una parada de la empresa de transporte urbano de colectivos.

La solución, al menos por el momento, parece estar a la vista. La calle había sido señalizada hace algunos días para evitar inconvenientes. Ayer por la mañana un grupo de obreros comenzaron a trabajar para habilitar la arteria lo antes posible.

No se supo aún cuántos días demorarán los trabajos.

Comentá la nota