Rosso viajó a La Plata y le prometieron el envío de más fondos

En busca de sumar el apoyo de los intendentes oficialistas a la reforma tributaria, el gobernador Daniel Scioli y parte de su Gabinete, recibieron a 44 jefes comunales, -entre los que se encontraba la jefa Comunal, Graciela Rosso- quienes llegaron a La Plata con algunos reclamos y dudas.
Pidieron reflotar una reforma a la ley orgánica para tener mayor autonomía y plantearon problemas a la hora de pagar los salarios. Y brindaron su apoyo a la suba de impuestos cuando escucharon de boca del ministro de Economía, Alejandro Arlía, cómo eso iba a derivar en nuevos recursos para que las comunas afronten sus gastos corrientes.

El gobernador Daniel Scioli les prometió a los jefes comunales justicialistas incrementar el giro de fondos durante 2010 a partir de los nuevos cambios tributarios aprobados en la Legislatura bonaerense que incluyen subas en los impuestos inmobiliarios Rural y Urbano, Patentes y herencia, entre otros.

Según indicaron a DIB varios de los jefes comunales presentes, el Ministro de Economía provincial, Alejandro Arlía, sostuvo que el Presupuesto para el año próximo -que comenzará a discutirse con los legisladores en los próximos días- incluirá una proyección de incremento total de la coparticipación provincial a las comunas del orden de 500 millones de pesos.

"Cuando uno ve los beneficios de la reforma en las comunas no tiene más remedio que apoyar. La situación es complicada y vamos a necesitar más recursos" dijo uno de los jefes comunales presentes en la reunión de hoy en diálogo con esta agencia.

El paquete impositivo impulsado por Scioli -planeado con el objetivo de sumar recursos para afrontar el déficit financiero provincial- contempla varias concesiones directas para los intendentes, como la posibilidad de que las comunas aumenten hasta un 20 por ciento el Impuesto Automotor en modelos anteriores al 1999 (que ya está descentralizado en los municipios) y el giro de un porcentaje fijo de lo que recaude la Provincia a través del impuesto a la Transferencia Gratuita de Bienes que volverá a cobrarse después de 33 años.

Ante los intendentes oficialistas (el Gobierno prometió nuevas reuniones con jefes comunales opositores), Scioli y sus funcionarios presentes en el encuentro volvieron a defender la reforma impositiva que, la presión de portuarios y el sector rural, obligó a negociar la tasa a puertos y la aplicación del Impuesto Inmobiliario a través de nuevos esquemas que se están negociando.

"Es necesario, de una vez por todas, atar la estructura fiscal de la provincia de Buenos Aires a la realidad urbana, rural y productiva", sostuvo Scioli tras reiterar que las nuevas subas impositivas responden a la necesidad de un "sinceramiento" y de una "búsqueda de la optimización de los recursos genuinos". Además de Arlía, también acompañaron a Scioli el jefe de Gabinete, Alberto Pérez y el ministro de Gobierno, Eduardo Camaño.

Apoyo

Al salir de la reunión todos los intendentes coincidieron en bajarle el mote de "impuestazo", y apoyaron estos cambios porque, dijeron a coro, "tiene que ver con la justicia social y harán que pague más el que más tiene".

El ministro Arlía reconfirmó que el Gobierno provincial ayudará a todos aquellos municipios que no puedan pagar salarios y demás obligaciones en lo que queda del año aunque condicionó ese apoyo

a "la restricción presupuestaria" de las arcas públicas. "Nuestra vocación es de asistir a los municipios que necesiten algún tipo de ayuda para poder cerrar el (balance) 2009", dijo Arlía.

Entre los principales problemas del interior, se marcó el pago de salarios, sobre todo en aquellas localidades que el intendente tiene a cargo el personal de los hospitales. "Las ciudades que tienen hospitales municipales están atravesando una situación muy compleja. La masa salarial incide directamente en nuestros recursos", dijo a DIB el jefe comunal de Mercedes, Carlos Selva, quien también hizo hincapié en el conflicto que se plantea con el tratamiento de la basura ante la construcción de las plantas de disposición final de residuos. "Lo hacemos con recursos propios, y esto genera otra estructura y una nueva masa salarial", agregó.

También para el intendente de Tordillo, Héctor Olivera, la reforma es necesaria porque "fortalece económicamente a nuestros distritos" y se necesitan recursos para poder afrontar los servicios que se brindan y "acompañar esta crisis desde lo salarial".

El ministro de Gobierno, Eduardo Camaño, ofició de vocero gubernamental: ratificó el "apoyo" de los intendentes y aseguró que no existieron planteos de oposición a la reforma por parte de los intendentes. "Es justamente al revés, los intendentes intentan tener conocimientos profundos sobre el tema para poder debatir en sus municipios", dijo.

Uno de los planteos de algunos jefes comunales nucleados en la Federación Argentina de Municipios (FAM) apuntó a la necesidad de avanzar en una mayor autonomía de las comunas y así ampliar las facultades a los concejos deliberantes y de los ejecutivos. En ese sentido, el intendente de Bahía Blanca, Cristian Breitenstein, reconoció que "los municipios de la provincia deben ser los más atrasados jurídicamente de Argentina. Por eso es necesario avanzar en la autonomía".

A esta reunión con intendentes justicialistas le seguirá otra con los de la oposición, donde también buscarán explicarle los "beneficios" de la reforma impositiva.

Presentes

Los intendentes que participaron del encuentro son Juan José Mussi (Berazategui); Andrés Arregui (Moreno); Mario Secco (Ensenada); Darío Díaz Pérez (Lanús); Osvaldo Amieiro (San Fernando); Cristian Breitenstein (Bahía Blanca); Marcelo Coronel (General Rodríguez); Fernando Gray (Esteban Echeverría); Francisco Gutiérrez (Quilmes); Aníbal Regueiro (Presidente Perón) y Daniel Di Sabatino (San Vicente).

También Juan Delfino (Suipacha); Luis Ghione (San Andrés de Giles); Víctor Migliaro (Salto); Guillermo Marchi (General Lavalle); Juan Carlos Caló (General Las Heras); Graciela Rosso (Luján); Carlos Selva (Mercedes); Jorge Paredi (Mar Chiquita); Fernando Carballo (Magdalena); Norberto Aloe (Rojas); Gustavo Trankels (Tornquist); Alberto Gelené (Las Flores); Aldo Carossi (Baradero) y Gustavo Arrieta (Cañuelas).

Además, Oscar Ostoich (Capitán Sarmiento); Ricardo Casi (Colón); Leonel Zacca (Alberti); Darío Golia (Chacabuco); José Pérez (Balcarce); Darío David (Ayacucho); Gustavo Sobrero (Lobos); Gustavo Walker (Pila); Rafael De Vito (Pinamar); Jorge Ugarte (Rauch); Héctor Olivera (Tordillo); Ricardo Curetti (Paragones): Gustavo Cocconi (Tapalqué); Hugo Oreja (Roque Pérez); Alberto Gutt (Adolfo Alsina); Juan Carlos Pellita (General La Madrid); Horacio Errazu (Exaltación de la Cruz) y Germán Cestona (General Belgrano).

Comentá la nota