Rosso: "La empresa no puede producir en estas condiciones"

Rosso: "La empresa no puede producir en estas condiciones"
Luego de la reunión que mantuvo el jueves con los responsables de la curtiembre y funcionarios de Nación, la intendenta dijo a EL CIVISMO que la Municipalidad accionará judicialmente. La jefa comunal deslizó fuertes cuestionamientos a la actitud de Provincia.
La reunión que el municipio mantuvo el jueves con la empresa Curtarsa terminó por colmar la paciencia de la intendenta Graciela Rosso. El encuentro se realizó en la Secretaría de Ambiente de Nación, y contó con la presencia del máximo responsable de ese organismo, Homero Bibiloni, y diferentes funcionarios del Departamento Ejecutivo local. También estuvo el concejal oficialista Mauricio Molinero, y la vecina Regina Palomar, como representante de la Asociación Eco Vida en el Oeste Bonaerense (AEVOB). El gran ausente fue el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS).

En esa oportunidad, Rosso marcó una serie de incumplimientos por parte de la empresa según el acuerdo que las partes habían alcanzado en marzo pasado. Además, solicitó a Nación iniciar monitoreos de forma conjunta y que pida explicaciones a Provincia por la falta de respuestas a los planteos que realiza la Municipalidad.

Al día siguiente, la jefa comunal recibió a EL CIVISMO y adelantó que el municipio iniciará una causa penal contra Curtarsa. Además, dijo que hablará con el gobernador Scioli porque "creo no sabe la actitud que está tomando el ente que debe controlar a la empresa".

-¿Cuál fue el motivo de la reunión?

-Le pedí una reunión al secretario de Ambiente de la Nación porque considerábamos que se estaban incumpliendo con los acuerdos que se habían firmado. El monitoreo que se estaba haciendo no era de acuerdo a lo convenido. De acuerdo a lo convenido nosotros íbamos a definir qué se iba a monitorear y cómo. Pero lo decidieron bilateralmente el OPDS con la empresa, sin el acompañamiento nuestro. Y por otra parte, el CIMA -que es la institución de la Universidad de La Plata que realiza los estudios- solamente podía hacer los estudios y no tomar decisiones. Cuando nosotros lo consultamos, el CIMA nos dijo que no podía decir qué otras cosas podían medir. Ustedes saben que uno puede medir lo que quiere medir, o medir lo que sabemos que no va a dar nada. Y el momento en que se mide también es determinante.

-¿El CIMA recibió especificaciones de Provincia?

-Claro. Las especificaciones que recibió son de monitorear determinados componentes contaminantes y en determinados momentos. Nosotros no coincidimos ni con lo que se está midiendo ni con los momentos. Además de esto hicimos saber que no se recategorizaron los barros como se había comprometido el OPDS. En las dos últimas inspecciones que hicimos, y sobre todo en la segunda, se corroboró que estaban produciendo con una tecnología que había salido de funcionamiento y que es absolutamente necesaria para evitar los olores que había. No se puede producir en esas condiciones. La ley claramente dice que en esas condiciones no se puede producir. Ellos (por la empresa) aducen que nos mandaron la comunicación a nosotros. Que me manden una carta a mí no quiere decir que esté de acuerdo con lo que dice la carta. Ellos dan por sentado que nos comunican cosas y nosotros aceptamos lo que dicen. Eso no es así. Están violentando la ley.

-¿A qué le atribuye la ausencia de Provincia en la reunión?

-Claramente, Provincia está incumpliendo con nosotros. Tampoco cumplió después de que se hizo la inspección el día jueves de la semana pasada. Al día siguiente le comunicamos al OPDS lo que habíamos encontrado y le pedimos que actuara. El OPDS además de no venir a la reunión, tampoco tomó ninguna decisión sobre lo que encontramos. En el marco de esa reunión pedimos que la Secretaría de Ambiente, en el marco del Consejo Federal, le pida explicaciones a la provincia de Buenos Aires por qué tiene esta actitud con Curtarsa y por qué tiene esta actitud con el municipio de Luján. La Provincia no contesta las comunicaciones que le hacemos. Además, nosotros bilateralmente acordamos con la Secretaría de Ambiente para hacer los monitoreos. Por otro lado, vamos a hacer las comunicaciones correspondientes a la Provincia reclamando el pedido de que esta empresa, en estas condiciones, no puede estar produciendo, y que está violentando la ley. Además vamos a hacer una presentación judicial por la actitud de la empresa. Curtarsa dice que quiere colaborar con nosotros. Pero no tiene que colaborar con nosotros, tiene que cumplir con las leyes. Esto es así. Ellos aducen que hubo una tormenta que les voló un techo y que por eso también se rompió un equipo. Ellos pusieron una cantidad de cueros a procesar que excede grandemente la capacidad de procesamiento. En ese marco, es que ellos sabían que iba a haber olores. Y que esos olores son de sulfhídrico, algo tóxico. El solo hecho de que haya sulfhídrico en el aire es un contaminante y ese solo hecho hace que no puedan seguir produciendo.

-¿Se tratará de causa de tipo penal?

-Sí. Desde mayo que la empresa tenía fuera de funcionamiento ese equipo. Y reconoce que recién ahora, después del 20 de octubre, va a poner a funcionar esa parte, casualmente justo antes de que termine el Certificado de Aptitud Ambiental, que fue dado en noviembre de 2007 después de las elecciones, cuando las antiguas autoridades ya habían perdido las elecciones. Por primera vez consigue ese certificado, para sorpresa de todos nosotros. Por eso en la reunión no firmé ningún acta. El abogado de la empresa dijo, al finalizar la reunión y como para romperla del todo, que quieren poner en funcionamiento el horno. Saben que eso es ilegal. Porque no es un horno de deshidratación, sino para eliminar barros y entonces contaminaríamos nuevamente la atmósfera y el suelo. Nosotros vamos a seguir las vías administrativas que corresponden, y vamos a ir también por la vía judicial. Creemos claramente que acá hay un daño a la salud y al ambiente. No entendemos cómo no actúa la Provincia, por qué no fue a la reunión de ayer, por qué la empresa insiste con que ahora va a hacer las correcciones.

Acá lo que prima es la salud de la gente de nuestro pueblo. En la conversación parecía que la gente era de palo, que el tema era pedir tiempo hasta que hagan los arreglos, como si el tiempo de la gente no fuera un tiempo precioso. Esto no da para más. Ya le dimos tiempo, y no hay voluntad de la empresa.

-¿A qué le atribuye la actitud de Provincia?

-Los organismos de control de la Provincia tienen una parte de funcionarios políticos, y otra de la línea. En las conversaciones que nosotros tuvimos claramente la posición es violatoria de las leyes. Eso es claro. Nosotros no vamos a admitir que funcionarios públicos no cumplan con la ley. Y nosotros vamos a ir con la ley en la mano, reclamando lo que corresponde para Luján. Hasta ahora actuamos sólo administrativamente, ahora también judicialmente. No tenemos respuesta, y creo que tiene que ver con las actitudes de las áreas legales que interpretan la ley para un lado que no es, justamente, el que marca la ley.

-¿Tuvo la posibilidad de plantearle esto a Scioli?

-Voy a hablar con el gobernador, porque además ayer (por el jueves) esperaba que la Provincia estuviera sentada en esa reunión, y nos diera una respuesta por la comunicación que le hicimos el día viernes. Como las áreas no están contestando voy a hablar con el gobernador, porque creo que no sabe la actitud que está tomando el ente que debe controlar a la empresa. No es la actitud del gobernador. Él no está sabiendo cómo se está manejando un área de su gobierno. Indudablemente, la presentación que vamos a hacer en la Justicia va a repercutir porque va a tener que responder la Provincia por qué no toma las medidas que corresponde. Quiero aclararle a toda la gente que el área a la que le corresponde el control de este tipo de empresa es la Provincia. Nosotros no tenemos potestad. Pero ante el riesgo, es el municipio el que puede accionar. Y nosotros vamos a accionar. Ya hemos dado clara demostración de que no vamos contra ninguna empresa, ni queremos molestar a las empresas. Tampoco queremos perjudicar a los trabajadores. La empresa perjudica a los trabajadores al producir en esas condiciones. Pone en riesgo la salud de los trabajadores, y al mismo tiempo la salud de la población. Esto no lo vamos a permitir. Hemos esperado que las autoridades tomen las medidas que corresponden. Al no tomarlas, nosotros vamos a accionar dentro de los medios que tenemos.

LOS TRABAJADORES

-¿Mantuvo conversaciones con el Sindicato del Cuero?

-Nosotros no tuvimos diálogo con el sindicato porque con nosotros tuvo una actitud muy particular. A principios de año nosotros tuvimos inspecciones por el famoso horno. Hablamos con los trabajadores en la Municipalidad y tuvieron una actitud. Después, telefónicamente, me comunicaron otra cosa. Calculo que han tenido conversaciones con la empresa y eso les hizo tomar otra actitud. No vamos contra los trabajadores, sino a favor de los trabajadores y de los vecinos.

-¿A qué se refiere con cambio de actitud?

-Acá ellos dijeron que defendían la salud de los trabajadores, y que iban a hablar con la empresa para pedir explicaciones. Indudablemente les bastaron las explicaciones de la empresa.

-¿La empresa debería estar clausurada?

-La empresa no puede producir en estas condiciones. Ayer (por el jueves) se los dije antes de retirarme. Intentaron diluir la reunión con el tema de los monitoreos, cuando nosotros queríamos discutir todos los puntos del acta que no se cumplieron. La empresa tomó decisiones de manera bilateral con el OPDS, que no se presentó a la reunión. Indudablemente las áreas administrativas de la Provincia no se están comportando como corresponde. Cuando le expliqué al gobernador las razones de la clausura entendió los motivos. Después del acuerdo quienes no cumplieron fueron la Provincia y la empresa. Indudablemente los compromisos que se firman se los lleva el viento. Y nosotros no vamos a seguir de promesas. Lo mismo pasó con la causa Matanza-Riachuelo. La población sujeta a la contaminación permanente. Cuando no era la culpa de "juancito" era de "pedrito", era de "fulanito" o de "menganito". Entonces, no voy a seguir discutiendo esto. Sabemos qué responsabilidad le cabe a cada uno, el derecho de los ciudadanos de Jáuregui. Nosotros estamos cansados de seguir las vías que corresponden y no tener las respuestas que corresponden. También estamos cansados de que una empresa se crea la dueña de la vida y de la suerte de una población. Pero es sólo una empresa, nada más que eso. Le hice saber al señor dueño de la empresa y a sus abogados que nosotros somos el Estado y ellos sólo una empresa. Y que tenían que cumplir con las leyes de este país, de lo contrario que se fueran a producir a Italia, a ver si pueden.

-¿Está al tanto de una posible venta de la empresa?

-Creo que son maniobras de la empresa para tratar de evadir las responsabilidades. De todos modos, si es por eso que están vendiendo los están asesorando mal, porque las empresas compran el activo y el pasivo ambiental a la par de los bienes que compran. El que compre va a comprar el conflicto. Esto lo debería tener claro el que compre. En un momento la empresa me recrimina que a mí me asesoraban mal. Y yo les dije que a quienes asesoran mal es a ellos. Vender una empresa o acciones no desliga responsabilidades. Nosotros vamos a seguir en esto. Si los que están comprando son una empresa de Brasil, ellos tienen acciones en empresas de Brasil. A lo mejor están haciendo un negocio entre ellos mismos. A la empresa no le creo más. Cuando uno miente una vez y no cumple, es muy probable que no cumpla nunca. Y esta empresa viene mintiéndole a Luján hace años. Y todo lo sabemos. Mi administración ya le dio una oportunidad.

Comentá la nota