Rossi vuelve a agitar vientos de guerra en la pelea por el control del Congreso

El legislador acusó a la oposición de tener "un plan desestabilizador" y consideró que "si el oficialismo no retiene la presidencia de Diputados sería un golpe a la institucionalidad". Tensión por el control del Congreso.
Por tercer día consecutivo, el diputado Agustín Rossi volvió a agitar los vientos de guerra desde el oficialismo en la pelea por el control del Congreso luego del 10 de diciembre.

El jefe del bloque de legisladores kirchneristas advirtió este miércoles que "lo único que faltaría para este plan desestabilizador" de la oposición "es que se quieran quedar con la presidencia de la Cámara" baja.

"Que la oposición, después de haber ganado una elección, tenga el vicepresidente de la Nación y el presidente de la Cámara de Diputados, sería un fuerte acto que afecta la institucionalidad", sostuvo el legislador santafesino, a un día de definirse la titularidad del cuerpo y de las comisiones.

En declaraciones a Radio 10, volvió a embestir contra la oposición y enfatizó: "Que hayan pensado en quitarle la presidencia de la Cámara (al oficialismo) es ciertamente un delirio".

A un día de la jura de los nuevos diputados y de la elección de las autoridades de la Cámara baja, la cuerda entre el oficialismo y la oposición se tensa cada vez más. Todavía no hay acuerdo por el reparto de las comisiones, instancia clave para que los proyectos obtengan dictamen y, luego, sean tratadas en el recinto. Hoy será el día D: de no arribar a un arreglo, por primera vez este debate podría resolverse en una votación.

El oficialismo apuesta a quebrar las filas opositoras para conseguir el número de 129 legisladores que necesita para ganar la pulseada. Y asegura estar muy cerca de esa meta.

Comentá la nota