Rossi volvió a relacionar las supuestas amenazas a Cristina con los juicios por derechos humanos

El jefe del bloque de diputados oficialistas aseguró que hay "grupos que se envalentonaron" tras las declaraciones del presidente de la SRA; aseguran que la interferencia tuvo que realizarse a corta distancia del helicóptero
El jefe del bloque de diputados oficialistas, Agustín Rossi, atribuyó hoy también las amenazas que recibió la presidenta Cristina Fernández durante un vuelo en helicóptero a los juicios contra los represores y al accionar de grupos que "se envalentonan" con las "declaraciones de dirigentes que se alejan de las pautas democráticas normales".

"A mí esas cosas me preocupan y las asocio al desarrollo de los «juicios por la verdad»", manifestó el diputado al repudiar las advertencias contra la jefa de Estado, durante el viaje de uno de los helicópteros presidenciales que la trasladaban.

En declaraciones a radio América, Rossi añadió: "Me parece que también (no imputo a nadie) cuando hay declaraciones de dirigentes con responsabilidad que se alejan de las pautas democráticas normales, hace que este tipo de grupos se envalentonen y vayan por más".

Rossi advirtió que "lo que tiene que hacer la democracia argentina y los dirigentes de la democracia es estar atentos a cada una de estas circunstancias para tratar de generar una condena unánime y contundente, y tener una mirada puesta sobre estos bolsones que todavía existen, que se resisten a que la Argentina construya una democracia absolutamente plena".

Equipo policial. En tanto, un especialista en telecomunicaciones aseguró que, de haber existido, las interferencias fueron realizadas desde un equipo de exclusivo uso policial o militar.

"Un radioaficionado puede llegar a escuchar las conversaciones de cualquier otra nave, pero en el caso del helicóptero presidencial se utiliza una banda lateral restringida, entonces las interferencias no se pueden producir desde un equipo de uso civil, sino desde un equipo de uso policial o militar exclusivamente", explicó el ingeniero en telecomunicaciones Ariel Garbarz.

El especialista reveló más detalles sobre la ejecución de las interferencias. "Por el tipo de modulación que utiliza, el equipo interceptor tiene que estar a la vista del helicóptero. Es decir, la persona que estaba haciendo la interferencia, además estaba mirando al helicóptero, lo tenia a la vista", advirtió.

Además, afirmó: "Supongo que la interferencia se debe haber hecho desde un móvil, porque se produjo además desde distintas situaciones del vuelo". Y agregó: "la interferencia se realizó a una distancia corta. No puede ser a 10 kilómetros de distancia, debía estar a uno, dos o tres, como mucho", en declaraciones a radio Continental.

"¡Maten a la yegua!", es la primera de las frases que aparecen en la grabación del vuelo, que quedó registrada y que el Gobierno aportó a la denuncia judicial que presentó ayer a la mañana.

En total, el sistema de comunicación del helicóptero presidencial sufrió cuatro interferencias durante los minutos en los que Cristina Kirchner estuvo en vuelo. "¡Boludos, maten al pescado!" y "¡Mátenla!", se vuelve a escuchar hacia el final del viaje, en medio de las comunicaciones que mantienen los dos pilotos con la base de operaciones de Aeroparque. Además, esos diálogos se interrumpen una vez más, con la conocida marcha militar "Avenida de las Camelias", que suena durante cinco segundos.

Sin registro. Sobre la procedencia de los equipos aptos para realizar este tipo de interferencias, Garbarz aseguró que "el problema es que en la Argentina no existe un registro de equipos de comunicaciones y son frecuentes los robos civiles y militares". Y agregó: "No se puede saber en manos de quienes están estos equipos".

Comentá la nota