Rossi sufrió otra vez huevazos de ruralistas en un acto en Santa Fe

Fue en Venado Tuerto. El candidato oficialista había sido agredido dos veces.
Veinticuatro horas después de que el gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, fuera escarchado por ruralistas en Lobería, y mientras dirigentes de todo el arco político coincidían en repudiar el ataque, el diputado Agustín Rossi fue agredido el viernes a la noche por productores de Venado Tuerto, en el sur de Santa Fe. Lo insultaron y arrojaron huevos contra el automóvil en el que se trasladaba el legislador.

"Esto es condenable. Se impone un rechazo por parte de la dirigencia rural. La responsabilidad institucional es de los dirigentes de la mesa de enlace que conducen este sector", opinó Rossi en diálogo con Clarín.

El episodio ocurrió tras un acto de campaña encabezado por el jefe de la bancada oficialista en la Cámara Baja. Unos cincuenta chacareros lo aguardaban desde muy temprano en Venado Tuerto para repudiar su presencia allí. El legislador compartió un encuentro con representantes de la CGT local.

Tras abandonar la sede de Smata, recorrió 20 metros hasta la sede de un club donde compartió un acto con 400 militantes. En ese breve trayecto fue insultado, aunque la presencia policial impidió que la situación se desbordara.

Sin embardo, cuando Rossi terminó su actividad en el club los ruralistas descargaron su bronca arrojando huevos y repitiendo insultos contra el dirigente. El diputado K dijo no haber logrado identificar a qué entidad o sector del campo respondía el grupo que lo escrachó.

El venadense Carlos Castagnani, secretario de Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe (Carsfe), admitió a Clarín que ayer circuló en la ciudad un mensaje de texto a través de celulares invitando a productores a repudiar la presencia de Rossi. El envío estaba rubricado por la Sociedad Rural de Venado Tuerto.

Sin embargo, el dirigente desmintió que esta entidad y las Confederaciones Rurales estuviera detrás del escrache. "Eso no es cierto. Nosotros, y quiero dejarlo claro, repudiamos cualquier acto de violencia", le dijo a este diario.

Este es el tercer ataque que sufre el diputado en la provincia. En febrero fue escrachado en Laguna Paiva y, la semana pasada, fue atacado en Reconquista. En esta oportunidad, a diferencia de lo sucedido en los otros dos episodios, lo agresores no lograron acercarse a Rossi por la presencia policial.

El sector rural le cuestiona el férreo apoyo que ha dado a las políticas del Gobierno en su pelea con el campo, aun cuando el legislador propuso modificaciones para moderar los alcances de la resolución 125.

El diputado, que busca su reelección, aseguró que continuará con su recorrida por Santa Fe sin tomar mayores precauciones. Sus pasos, explicó a este diario, son comunicados al ministerio del Interior, encargado de montar los operativos para protegerlo.

Comentá la nota