Rossi recibe el apoyo de la ministra Nilda Garré

Habla de una "actitud corporativa" que sostiene un "pacto de silencio", capaz de ocultar documentación que comprometa a los protagonistas de la represión ilegal. Rossi confía en que hará "una muy buena elección en Santa Fe".
"Aún se mantiene una actitud corporativa en las Fuerzas Armadas. Si bien la gran mayoría no coincide con lo que se hizo (durante la dictadura), hay una actitud de no castigar más a las personas que puedan ser involucradas por la Justicia", lamentó la ministra de Defensa, Nilda Garré, en conferencia de prensa, ante una pregunta sobre la existencia de un pacto de silencio para ocultar pruebas sobre la represión ilegal.

La funcionaria nacional (que viene desde la gestión de Néstor Kirchner) estuvo en Santa Fe para respaldar a la figura principal del oficialismo nacional en la provincia: el diputado Agustín Rossi, que busca su reelección, así como a su lista de diputados nacionales, que integran Juan Carlos Bettanín, Martín Gainza y Ana Berraute, entre otros. Rossi subrayó que por primera vez en el peronismo desde que volvió la democracia, un dirigente de origen gremial intenta ser electo senador nacional, al nombrar a Claudio Leoni.

La ministra advirtió que "en el primer año de mi gestión era más difícil que hoy lograr que nos den información", cuando se le preguntó si -como ocurrió recientemente- pueden aún encontrarse más documentos sobre la actuación de las fuerzas armadas durante la dictadura.

"Si bien nuestra función no es investigar, no vamos a encubrir a nadie. Nosotros contamos con todo el apoyo de la presidenta, así como lo tuvimos del ex presidente", dijo Garré.

El titular del bloque de diputados nacionales del Frente para la Victoria y la ministra Garré brindaron una charla denominada "La Argentina por venir" bajo la modalidad de diálogo abierto, pero antes hablaron con los periodistas sobre la política nacional para las tres fuerzas y sobre las últimas semanas de la campaña electoral.

Conducción Civil

Garré subrayó que la ley de Defensa fija una conducción civil, política, del área de defensa y recordó los "nefastos resultados" de haber permitido por décadas que esa competencia hubiera quedado en manos de militares.

La ministra enumeró iniciativas en favor de la modernización de las fuerzas, subrayó que se busca superar "la tradicional autonomía" entre las tres armas y puso como ejemplo el caso de las obras sociales, que busca unificar para mejorar las prestaciones. Dijo que el presupuesto es limitado, y que de todas formas se busca actualizar el equipamiento, en especial la flota de la armada y la aeronáutica. Con respecto a las divisiones del Ejército y su ubicación en el territorio nacional señaló que responde a hipótesis de conflicto con países hermanos, lo que hoy no tiene sentido.

Advirtió que es clave para su gestión la formación de los soldados. Recordó que antes que militares, "los soldados son ciudadanos, unos servidores públicos que tienen como profesión la de militares", definió.

Optimismo

"No tengan dudas de que vamos obtener un muy buen resultado", esquivó Rossi respecto de las encuestas sobre la elección: interpretó que como unas dan ganador a Giustiniani y otras a Reutemann, hay espacio para pensar que quedan muchos indecisos.

Rossi negó las versiones que desde uno y otro sector lo colocan en una supuesta negociación pos elecciones: "No tenemos pacto con el reutemannismo, ni con el gobernador Binner", destacó.

"Nosotros apostamos por un mensaje claro, en defensa de un gobierno que tiene un modelo que defiende el empleo, la producción y el mercado interno", afirmó.

Comentá la nota