Rossi y García se sumaron a los 38 detenidos por los incidentes en la peatonal

El referente de un grupo de vendedores ambulantes, Claudio García, y el dirigente social, Juan “Pelado” Rossi, se entregaron en la sede la fiscalía 5, a cargo de la doctora Elsa Otero, y quedaron detenidos a la espera de ser indagados por la jueza interviniente en el caso.
Cabe recordar que ambos tenían pedido de detención por los incidentes del viernes en la peatonal. Los letrados Danilo “Polito” Legal acompañó a García y Marcelino Leiva a Rossi.

En la mañana de ayer y en un clima de tensión el referente de la Asociación de Vendedores Ambulantes por la Paz Social, Claudio García; y el dirigente social Juan “Pelado” Rossi que se encontraban prófugos de la justicia, se entregaron en la sede de las fiscalías.

La fiscal 5, Elsa Otero, los consideraba responsables del enfrentamiento producido el viernes pasado en la peatonal de Resistencia entre vendedores ambulantes y alrededor de doscientos trabajadores municipales, encabezados por el secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales, Jacinto Amaro Sampayo, donde fue herido gravemente y en forma artera el periodista de NORTE Fabricio Glibota y el dirigente municipal Walter Martínez.

En las puertas de la fiscalía, el dirigente de los vendedores ambulantes, Claudio García, aclaró que “no tengo problemas para declarar”. Y relató que “el viernes estábamos trabajando normalmente. Nos habían pedido una tregua, el nuevo ministro Domingo Peppo solicitó que no armemos nuestros puestos en la peatonal y no lo hicimos”. Insistió el puestero que “no había ningún puesto en la peatonal pero sí en los costados. Tuvimos una reunión con Peppo, aceptamos, le dijimos que no queríamos problemas. No armamos en la peatonal, y trabajamos normalmente en las laterales”.

En su relato, García agregó que cuando arriba al lugar de los hechos a los diez minutos cruzó la camioneta conducida por Juan Rossi y se originó una lluvia de cascotes por parte de “la gente de Sampayo”.

“Ese día fuimos normalmente a trabajar y había doscientos tipos que nos estaban esperando para pegarnos”, afirmó el puestero. Y consideró que “a Fabricio (Glibota) no lo vi, cuando el domingo veo la foto en el diario de Fabricio no lo podía creer, es la mejor persona que he conocido”. Dijo también que en determinado momento la policía se fue del lugar. Asimismo dijo no conocer a “Pantera”. “No hay ningún vendedor con ese apodo”, aseguró.

El dirigente municipal, Jacinto Sampayo, había señalado a “Pantera” como el agresor de Glibota. Sin embargo, García dijo que escuchó que “fue un empleado municipal quien agredió al periodista.

Sin duda, la justicia tendrá que aclarar esta situación ya que se agrega un nuevo elemento en la investigación. En primer lugar, Sampayo seguramente será llamado a declarar por el tema de “Pantera” y García expresar dónde escuchó o quién le dijo que fue un empleado municipal el agresor.

La cuestión es que la población está expectante sobre si la Justicia ubica o no a los responsables de las agresiones y de los destrozos y si en realidad existiría algún tipo de sanción ante los graves daños que se registraron en pleno centro de esta capital. Hasta ayer no aparecía ninguno de los responsables de los arteros ataques que significaron la herida a Glibota y Walter Martínez.

Rememorando lo ocurrido

El viernes 14, cuando la peatonal de Resistencia vivió aquellos incidentes graves, los puesteros estaban armados con palos de golf, chuzas y cuchillos, mientras que los municipales llevaban consigo piedras y atacaban con lo que encontraban en el camino.

Anteriormente el grupo de los vendedores callejeros no tenía intenciones de aceptar la propuesta del gobierno provincial de mudarse al predio del ex Viejo Galeón, pero Claudio García señaló que estaban en “negociación con el gobierno”.

Hay 40 detenidos alojados en dependencia policial, de los cuales varios declararon ayer y poco a poco fueron recuperando su libertad.

El viernes 14 un grupo de vendedores ambulantes se enfrentó con el Sindicato de Municipales en las inmediaciones de la peatonal de Resistencia y como resultado hubo 14 heridos.

La justicia tenía una orden de desalojo de los puesteros de 24 horas, que debía efectuarse el mismo viernes. Los vendedores ambulantes ya venían protagonizando hechos graves desde hace varias semanas, pero no de tal importancia.

El gobierno provincial preparó el ex Viejo Galeón para que estos puedan mudarse, como lugar provisorio, hasta que se construya el shopping de Avenida Alberdi, pero los vendedores alegan que si se mudan sus ventas bajaran porque “estarían alejados del centro”.

Comentá la nota