Rossi advirtió sobre una situación financiera "casi inmanejable"

El secretario de Finanzas de Río Grande, Paulino Rossi, manifestó que el atraso del envío de la coparticipación por parte de la Provincia y la falta de cancelación de la deuda histórica por ese concepto torna "totalmente inmanejable" la situación financiera del Municipio, por lo que se mostró expectante tras el compromiso del ministro de Economía, Roberto Crocianelli, de cancelar la semana que viene lo adeudado del mes de abril.
El secretario de Finanzas de Río Grande, Paulino Rossi, manifestó que el atraso del envío de la coparticipación por parte de la Provincia y la falta de cancelación de la deuda histórica por ese concepto torna "totalmente inmanejable" la situación financiera del Municipio, por lo que se mostró expectante tras el compromiso del ministro de Economía, Roberto Crocianelli, de cancelar la semana que viene lo adeudado del mes de abril. Asimismo, dijo que se requirió al Gobierno la presentación de una propuesta "razonable y que se pueda cumplir" para la cancelación de la deuda histórica.

El funcionario riograndense sostuvo que "obtuvimos un compromiso formal del ministro de Economía de que entre el lunes y el miércoles se va a normalizar el envío de coparticipación de abril, esperábamos que esto sucediera ayer u hoy pero la situación no es sencilla".

Si bien dijo que "no dudamos que van a cumplir", advirtió que "todo este atraso, agravado por la deuda histórica que mantiene la Provincia, no está complicando muchísimo la autonomía y el normal funcionamiento del Municipio". En ese sentido, indicó que "nosotros no trasladamos a la Provincia nuestros problemas internos pero lamentablemente los problemas internos de la Provincia se trasladan a los municipios, ya que las complicaciones financieras y los problemas sindicales repercuten directamente en nuestro funcionamiento".

Citó al respecto que "se nos complica garantizar los servicios mínimos y esenciales y este último mes llegamos a pagar los sueldos con lo justo. No pudimos pagar lo que es descuentos judiciales y retenciones de haberes, y ni hablar a los proveedores que prestan sus servicios mensualmente y se les están retrasando los pagos".

Además, indicó que en al reunión con el funcionario provincial "otro tema que se planteó es que no podemos dilatar más un acuerdo formal que pueda cumplir la Provincia respecto a la deuda histórica", ya que "el año pasado en base a un compromiso del ministro encaramos obras de infraestructura, una de ellas de 17 millones de pesos, y no entró la deuda histórica ni los ingresos mensuales". Y añadió: "Por eso pedimos que entre lunes y martes nos presenten una propuesta formal de cancelación de deuda que sea razonable y que se cumpla".

En declaraciones a FM del Sur, Rossi resaltó que "si esto se normaliza nos haremos cargo de nuestros problemas, pero lamentablemente no los podemos encarar porque no le podemos dar ningún grado de certeza a nadie, ni a los proveedores ni a los sindicatos. Tenemos problemas financieros importantes y de fondo un problema económico en la provincia muy complicado".

"Estamos haciendo ajustes de gastos para no tener endeudamiento -observó-, pero si a esto se le suma un atraso constante y permanente de la coparticipación se torna totalmente inmanejable".

Por otra parte, consideró inviable la posibilidad de que el Gobierno implemente bonos u otra cuasi moneda ante la disminución de recursos que implicaría la caída de la tarifaria corta, ya que "según la Constitución la Provincia se puede endeudar para obras de infraestructura".

Recordó que "las letras de Tesorería fueron observadas por el fiscal de Estado porque fueron utilizadas como método de cancelación de deuda, y además, vimos después del 2001 el desastre que generaron las cuasi monedas y el descalabro que crearon en las economías locales".

Por último, insistió con que "es un recurso que en función de lo que marca la Constitución, que no es fácil de modificar, no estaríamos en condiciones de implementar".

Comentá la nota