Rossi abogó por la justicia y por la solidaridad

El obispo de la diócesis de Concepción, monseñor José María Rossi, advirtió que mientras en el país haya estructuras que permitan o favorezcan el sufrimiento de la gente, “todos estaremos desafiados moralmente a hacer el esfuerzo para transformar la realidad.
“La deuda social en la Argentina no es un problema económico o estadístico, sino moral. No se trata que algunas personas fallan en su tarea de hacer las cosas: hay un sistema, ya sea económico o político, que genera injusticia desalmada. Mientras esto suceda, no nos debemos quedar tranquilos”, aseveró.

El prelado habló ante dirigentes políticos y sociales durante una reunión a la que los convocó para transmitirles el contenido del documento “Hacia un Bicentenario en justicia y solidaridad”, que elaboró el Episcopado argentino. Al encuentro fueron la senadora Delia Pinchetti, la legisladora Beatriz Bordinaro, y los intendentes Luis Campos (Alberdi) y Agustín Fernández (Aguilares), además de ediles, gremialistas y miembros de ONG.

“Es vital un debate en el que participen todos, no solo los buenos, sino también los malos: los atorrantes o los mentirosos, también tienen el derecho de decir lo que piensan”, manifestó el religioso. “Hay que animarse a exponer el propio pensamiento. Si algunos no se atreven, será porque quizás tienen intereses inconfesables”, concluyó.

Comentá la nota