Rossetti advirtió sobre la grave situación de los municipales.

El dirigente sindical describió un panorama delicado y pidió que el Ejecutivo y el Concejo Deliberante se sienten a "charlar y hagan lo que tengan que hacer".
La semana pasada realizó un plenario la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales de la provincia de Buenos Aires donde el tema salarial, la recuperación del 3% en concepto de antigüedad y condiciones laborales como así también terminar con categorías como el trabajador jornalizado, fueron los asuntos tratados.

De dicho plenario participó Daniel Rossetti, secretario general del Sindicato de Trabajadores y Obreros Municipales. En la oportunidad se acordó que en los próximos días habrá un nuevo encuentro con el fin de fijar fecha para una movilización que se concretará a mediados de julio.

Entre 3 y 5 mil empleados municipales se espera reunir en dicho movimiento con el fin de hacer oír su reclamo al gobernador Daniel Scioli ya que "muchos culpan a los intendentes -dijo a DEMOCRACIA el dirigente sindical municipal- cuando en realidad el problema está en la capital de la provincia ya que aún está "durmiendo la siesta" en la Cámara de Senadores la reforma al artículo 19 de la ley 11.757, aprobado por la Cámara de Diputados bonaerense pero falta la media sanción de los senadores.

Rossetti consideró que "no se hizo una movilización en estos días para evitar una mayor politización de nuestros reclamos. Tenemos la intención, sin embargo, de profundizar la lucha y creo que lograremos objetivos porque no solamente los sindicatos "chicos" están tras este tema, sino también 24 sindicatos muy fuertes del conurbano, lo cual nos da la pauta de que se nos escuchará porque la situación no da para más".

En tanto, al analizar la situación de los trabajadores municipales en Junín, Rossetti dijo a este diario que "no hay nada concreto en torno al tema salarial. La contadora Malena Baro supedita todo a un incremento de tasas, pero los trabajadores tienen muchas necesidades".

Al describir el panorama, el dirigente gremial municipal expresó que "el trabajador hace cuatro meses atrás, llegaba al sindicato solicitando una orden de zapatillas para los chicos y comida. Hoy solamente pide por comida, extendiendo el monto de la tarjeta para el supermercado. Eso no es una buen señal".

Ante esto advirtió que "antes que esto se desborde, el Departamento Ejecutivo municipal y el Concejo Deliberante deben sentarse a charlar seriamente y pensar que detrás de todo lo que es la política, hay gente que pone el esfuerzo diario para que la comuna funcione y los juninenses tengan sus servicios. Que hagan lo que tengan que hacer, pero el trabajador municipal necesita un aumento salarial".

Comentá la nota