Rosetti no pudo atravesar el bloqueo de Arroyo Verde

Unas 1.000 personas con unos 500 autos respondieron al llamado de la asamblea Ambiental a "defender el corte" y continuar la lucha contra la pastera Botnia. El abogado prometió volver el miércoles para participar de la Asamblea.
El abogado porteño Salvador Rosetti, cabeza del movimiento Pro Rutas Libres que impulsa el desmantelamiento del corte de Arroyo Verde, en la ruta 136, no pudo atravesar el bloqueo d ela Asamblea Ambiental de Gualeguaychú, tal como lo había anunciado.

Unas 1.000 personas con unos 500 autos respondieron al llamado de la asamblea Ambiental a "defender el corte" y continuar la lucha contra la pastera Botnia. También había en el lugar unos 200 gendarmes para evitar posibles incidentes.

El abogado porteño llegó en su auto particular – Daihatsu color gris– alrededor de las 11, acompañado por su esposa, Laura Báez y un camarógrafo y periodistas uruguayos, conversó con un grupo de asambleístas apostados en Arroyo Verde y tras una discusión retornó a Gualeguaychú a donde presentó una denuncia ante el Escuadrón 56 de Gendarmería de Gualeguaychú.

El asambleísta José Pouler indicó que la Asamblea designó una comisión, entre la que estaban mujeres y abogados, para que negociaran pero no se llegó a un entendimiento.

Desde la Asamblea se afirmó que el abogado sólo quería provocar un efecto mediático ante la presencia de numerosos medios en el corte, y lo consiguió.

Durante el contacto con los asambleístas, Rosetti reconoció "Botnia es contaminante" pero indicó que "está en contra de la metodología e protesta de la Asamblea". En este punto el abogado Osvaldo Fernández lo invitó a participar de una de las reuniones de la asamblea para aportar ideas.

Antes de retirarse, el abogado se comprometió a concurrir el próximo miércoles al juzgado Federal de Concepción del Uruguay y, por la noche, concurrirá a la reunión de la Asamblea Ciudadana Ambiental Gualeguaychú.

Salvador Rosetti comenzó su lucha presentando un amparo y argumentando tener un familiar enfermo, por el cual logró cruzar a Fray Bentos con una orden judicial. Luego se supo que la argumentación era falsa. Luego anunció a la prensa cruzar con una caravana de 33 autos, después 100, después 504, y perros rotwailer.

Los asambleistas lo calificaron como "una persona que busca una estrategia de desgaste de la Asamblea" a través d ela provocación. En tanto, tres letrados asambleístas, interpusieron una denuncia contra el abogado y su movimiento por presuntos delitos de intimidación pública.

En ese sentido el abogado Osvaldo Fernández le expresó que Gualeguaychú "es un pueblo que lucha" y le pidió: "No nos provoque más. El corte de ruta es una forma de lucha. La forma de reclamo de este pueblo es la protesta social y el corte de ruta".

Comentá la nota