De Rosas promete resolver las tres denuncias de fraude al Estado antes de fin de mes.

De Rosas promete resolver las tres denuncias de fraude al Estado antes de fin de mes.
El funcionario a cargo de la Fiscalía de Estado dice que a fin de mes tendrá dictamen sobre los Vale Más, los créditos a las conserveras de San Rafael y el subsidio para los Cadillacs.
"Hay que hacer un trabajo rápido, concreto y reservado. Una investigación no puede durar más de un mes", afirma Joaquín de Rosas, el fiscal de Investigaciones Administrativas hoy a cargo de la Fiscalía de Estado. "Quiero agilizar las causas sin que ello signifique que vaya a relajar los controles", agrega.

"Acá hay que ser ágil porque los involucrados no pueden estar años esperando bajo sospecha o condenados con sanciones sociales, pero no administrativas, penales o civiles", enfatiza.

"La rapidez en el control de la legalidad beneficia al accionar del Estado y de los particulares", subraya. Adelanta que no se sujetará a rajatabla a los tiempos de la Justicia cuando existan causas judiciales simultáneas sobre asuntos que esté investigando la Fiscalía de Estado. "Mis conclusiones administrativas estarán sí o sí. Luego la causa penal o civil coincidirá o no (con el criterio de la Fiscalía)", asegura.

Sus afirmaciones confirman un inminente pronunciamiento en el caso Vale Más y una rápida conclusión en el caso de las conserveras de San Rafael, causas ambas que involucran a figuras del radicalismo y el cobismo vinculadas a los gobiernos de Roberto Iglesias y Julio Cobos.

Permiten suponer que no pasará mucho tiempo antes de que la Fiscalía llegue a una primera conclusión frente al caso de Los Fabulosos Cadillacs, que involucra a funcionarios del actual gobierno de Celso Jaque.

En sus primeras declaraciones desde que hace un mes asumió la responsabilidad de conducir la Fiscalía de Estado tras la renuncia de su antecesor Pedro Sin, De Rosas dijo a Los Andes que "a los 30 días (de abocarse a la causa) ya se puede saber si un tema hay que mandarlo a archivo porque carece de fundamento, o si -por el contrario- merece el inicio de un sumario administrativo o hay que enviarlo a la Justicia porque hay presunción de delito".

Casos concretos

"Este tema no da para más", dice puntualmente refiriéndose a la investigación sobre los Vale Más en la que la Justicia ya comprobó la existencia del delito de estafa contra el Estado, aunque todavía no ha determinado la magnitud de los montos en juego ni los principales responsables.

"En su momento yo aconsejé dar por finalizado el sumario y mandar todo a la Justicia", dice De Rosas desnudando el contenido de un dictamen que elevó hace más de un año al entonces fiscal Sin y preanunciando cuál será -ahora a cargo de la Fiscalía- su decisión final sobre el tema.

"Me voy a reunir con el instructor sumariante para ver si han aparecido elementos nuevos de peso, que no espero, y resolveré", dice confirmando que en los próximos días habrá un pronunciamiento sobre el caso Vale Más.

Respecto de los créditos de la comuna de San Rafael a empresas conserveras durante la intendencia del actual senador Ernesto Sanz, el fiscal De Rosas dice que "los instructores continúan tomando declaraciones a particulares y a ex abogados del municipio y hemos solicitado la documentación al Tribunal de Cuentas". En este caso también asegura que tendrá las conclusiones para fines de agosto: "En un mes saldrá", dice.

Allí manifestará si encontró o no vicios de procedimiento, si corresponde o no una denuncia penal y si existieron o no daños a las finanzas de la comuna que la habiliten para el inicio de acciones de resarcimiento. En cualquiera de los casos, De Rosas confirma que enviará estas conclusiones a la Legislatura, en respuesta a una resolución aprobada por el Senado.

El compromiso de resolver investigaciones "en treinta días" también abarca al sonado caso de la contratación de Los Fabulosos Cadillacs que -a diferencia de los otros dos casos- pone bajo la lupa a funcionarios del actual gobierno.

Ni Aldo ni Pedro

Acostumbrado a ejercer el cargo tras 26 años en la Fiscalía y 13 de subrogancias temporales a sus antecesores Aldo Giordano y Pedro Sin, De Rosas pide hablar sólo de su gestión y no quiere hacer referencias a las de sus antecesores. Pero no puede evitar que sus palabras dejen traslucir que busca ubicar su tarea en una posición intermedia entre la de sus dos predecesores inmediatos.

Ni la investigación vertiginosa que dejó dudas sobre si la finalidad real era condenar antes que averiguar -que se le achacó al ex fiscal Aldo Giordano-, ni el parsimonioso ritmo de avance de las causas que también generó dudas sobre si el fin último no era apañar antes que dilucidar, que hoy le cuesta al ex fiscal Pedro Sin una denuncia penal en su contra.

"Cada uno tiene su sistema de trabajo", se limita a decir De Rosas encogiéndose de hombros y levantando las manos.

De Rosas ya fue propuesto como fiscal de Estado al Senado -por el gobernador Roberto Iglesias- y la Cámara Alta rechazó su pliego en una típica sesión de pases de factura de la Legislatura al gobernador de entonces, solapada bajo la votación secreta de las bolillas blancas y negras.

Con las diferencias del caso (entre la mayor obra social y un órgano extra poder), la Fiscalía de Estado muestra hoy un panorama similar al de la OSEP durante la primera parte del gobierno de Celso Jaque: un organismo que requiere de un titular con acuerdo del Senado pero que -hasta esa designación- sigue funcionando a cargo de un "directivo de carrera".

Esta similitud permite prever un largo interinato para Joaquín de Rosas. "No está previsto por el momento el envío al Senado de ningún pliego para la Fiscalía de Estado", confirma el secretario general de la Gobernación, Alejandro Cazabán. "Está funcionando normalmente por lo que no es un tema prioritario el envío de este pliego", confirmó hace unos días el propio gobernador Jaque.

Comentá la nota