"Rosario tendrá un verano con menos apagones y de pocas horas"

"Tendremos un verano con mayor normalidad y menos apagones, con una respuesta rápida y más capacidad logística. Salvo que existan grandes sobrecargas energéticas o incendios de las instalaciones, los cortes de luz deberían estar resueltos en pocas horas".
Con estas palabras, el ministro de Aguas y Servicios Públicos de Santa Fe, Antonio Ciancio, anticipó que la construcción de tres nuevas estaciones transformadoras le darán a la Empresa Provincial de la Energía (EPE) mayor capacidad de respuesta ante la interrupción del servicio.

Ciancio participó ayer de la inauguración de la plaza de las Luces, un espacio de unos 3 mil metros cuadrados contiguos a la estación transformadora Echesortu (Pellegrini y Río de Janeiro) que será destinada al uso público de los vecinos de la zona oeste (ver aparte).

En una charla previa con LaCapital, el ministro resaltó la puesta en marcha de las tres nuevas centrales: Pellegrini y Valparaíso, Aeropuerto Islas Malvinas de Fisherton y la central Ovidio Lagos.

"Rosario tenía ocho estaciones construidas a lo largo de 80 años. En esta gestión se han podido ampliar a 11, lo que permitirá otorgar mayor confiabilidad en el sistema con una inyección de energía que permite transformar la media tensión en tensión domiciliaria".

Sin sobresaltos.Con esta perspectiva, Ciancio vaticinó que los rosarinos transitarán un verano "sin mayores sobresaltos". Es decir, espera que no suceda lo del verano pasado, donde miles de familias padecieron larguísimas horas a oscuras. Un ejemplo claro de este calvario vivieron los vecinos de barrio Echesortu.

"Esto no quiere decir que los cortes serán inexistentes, sino que Rosario y Santa Fe capital tendrán una respuesta rápida frente a las interrupciones que se presenten. Hemos invertido no sólo en equipos de última generación sino en equipamiento y personal", destacó el ministro de Aguas y Servicios Públicos. No obstante, se atajó: "Salvo que haya un incendio en alguna estación, la solución será cada vez más rápida. Salvo imponderables o fallas que estuviesen dormidas y no se hayan detectado, el sistema tiende a la normalidad", aseguró.

Comentá la nota