Rosario recoge la basura

La nueva empresa municipal recogerá la basura en la zona de mayor densidad poblacional, limitada por Cafferata, Pellegrini, Moreno, 27 de Febrero, Chacabuco y Belgrano. Y en las principales avenidas: Alberdi, Eva Perón, Rondeau y Avellaneda.
A fines de junio el municipio comenzará a recolectar los residuos en el centro, macrocentro de la ciudad, principales avenidas y en los accesos a través del Ente de Higiene Urbana, cuya creación anunció ayer el intendente Miguel Lifschitz. Para ello, el Ejecutivo enviará esta semana el proyecto al Concejo y de inmediato se adquirirán 9 camiones recolectores que demandarán una inversión cercana a los 10 millones de pesos. Al mismo tiempo, el Ente contará con los 2000 contenedores metálicos de carga lateral financiados por la Nación y el Banco Mundial. En el resto de Rosario seguirán prestando el servicio las actuales concesionarias Cliba y Lime mediante prórrogas ya que la licitación lanzada por la Municipalidad quedó desierta. Al respecto el secretario de Servicios Públicos, Gustavo Leone anunció que en 60 días se enviará al Palacio Vasallo un nuevo pliego con menores exigencias de inversión a los privados para volver a concesionar el sistema. Desde la comuna destacaron que la contenerización (entre metal y plástico) pasará a beneficiar a 650 mil vecinos, más del doble de los actuales 300 mil.

Tal como sucedió a fines de la década pasada con el transporte urbano, obligado por las circunstancias, el Estado municipal pondrá en lo inmediato una pata en la recolección de la basura. Ayer al mediodía, el vencer el plazo para adquirir los pliegos de la licitación lanzada a fines de 2008, ninguna firma privada presentó ofertas.

Si bien existía la opción de mantener el esquema actual a través de prórrogas, la municipalidad decidió intervenir directamente como empresa testigo. El propio Lifschitz se encargó de aclarar que su gestión no es partidaria de municipalizar íntegramente el sistema "como ocurrió en la ciudad de Córdoba, una ciudad con similares características a la nuestra. Apostamos a complementar el esquema de concesión con este Ente público y autárquico que proponemos crear".

En la misma línea se pronunció Leone, ante un colmado Salón Carrasco bajo la expectante mirada del Sindicato de Barrido y Limpieza que estuvo representado por su secretario general, Marcelo Andrada y distintas ONG vinculadas con la temática. "En momentos en que la coyuntura nos presenta incertidumbre, disminuyen las expectativas de ganancia y condiciona las inversiones, entendemos fundamental el rol de un Estado municipal proactivo, creativo, innovador, capaz de quebrar la tendencia de un círculo vicioso por medio de la inversión pública", sostuvo.

Una vez aprobado por el Concejo, el Ente de Higiene Urbana recogerá la basura en la zona de mayor densidad poblacional, en el sector delimitado por las calles Cafferata, avenida Pellegrini, Moreno, bulevar 27 de Febrero, Chacabuco, y avenida Belgrano, y en las principales avenidas y accesos de la ciudad: bulevar Rondeau, avenida Alberdi, bulevar Avellaneda, Santa Fe, avenida Eva Perón, Mendoza, Pellegrini, Francia, Ovidio Lagos, Oroño, San Martín, Ayacucho, Seguí y Uriburu.

Los nuevos contenedores son metálicos, de carga lateral y triplican en volumen a los actuales de plástico, reduciendo a su vez riesgos de vandalismo. No poseen ruedas, con lo que se impide su traslado por parte de personas ajenas al servicio, y sus tapas se accionan con un pedal, con cierre automático. Actualmente son utilizados en gran parte de Europa, Montevideo, Santiago de Chile y algunas ciudades de Brasil.

Los 2000 equipos llegarán al puerto local en cuatro tandas, la primera de ellas el mes próximo y la última en setiembre, desde Italia.

El Ente tendrá entre 25 y 30 empleados -actualmente pertenecientes a Cliba y Lime, absorbidos con su correspondiente antigüedad- nueve camiones propios provenientes de Chile y conllevará un gasto operativo mensual de 400 mil pesos. Funcionará con un directorio integrado por tres funcionarios técnicos y, a diferencia del transporte, en principio no tendrá representantes de la oposición política. El subsecretario de Servicios Públicos, Pablo Seghezzo estimó que el Ente se hará cargo del 10 por ciento de la facturación de las actuales prestatarias.

Además de los casi 2000 contenedores metálicos financiados por el Banco Mundial y la Nación, se sumarán otros mil de plástico que se instalarán en los barrios -fuera del macrocentro- más populosos. En total serán 7000 los contenedores emplazados en la ciudad y 650 mil los vecinos beneficiados. En el resto, se hace recolección puerta a puerta.

Comentá la nota