Rosario recibió 10 millones de pesos de fondos del conurbano

El intendente Miguel Lifschitz recibió ayer de manos del gobernador Hermes Binner una partida de 10 millones de pesos de los denominados fondos del conurbano.
De esta manera, la ciudad suma, en lo que va del año, 20,5 millones de pesos entregados por la administración provincial. Lifschitz destacó que "el monto anual que comienza a recibir ahora Rosario equivale al total obtenido en los últimos diez años". El dinero se utilizará para la compra de los camiones destinados a la puesta en marcha del nuevo sistema de recolección de residuos.

   El acto de adjudicación de los fondos se llevó adelante ayer en el Palacio Municipal, donde el propio gobernador formalizó la entrega de la segunda partida del año, esta vez por 10 millones de pesos. Binner hizo hincapié en que de este modo "se está aplicando la ley", al referirse a que se trata de fondos provistos por el gobierno nacional con asignación específica a grandes conurbanos.

   En ese sentido, el mandatario provincial detalló que las partidas corresponden a "la prestación que hace la Nación con un destino específico, que es corregir los efectos de las migraciones que se dieron en el país y que ocasionaron en los conurbanos de Rosario y Santa Fe fuertes inversiones que no estaban previstas por los municipios", y señaló que la provincia "está aplicando justamente lo que dice la ley, es decir distribuir esos fondos para Rosario y Santa Fe, de acuerdo a las alícuotas de coparticipación".

"Ahora se entregaron 10 millones y este año llevamos recibidos 20,5 millones de pesos", explicó el titular de Hacienda municipal, Gustavo

Asegurado.

   El intendente insistió en que "en los diez años anteriores el municipio recibió 21 millones, y ahora recibe casi lo mismo pero anualmente".

   Lifschitz dijo también que "esto tiene que ver con aplicar la ley y no discriminar ni a Rosario ni a Santa Fe", y recordó que "en los años anteriores los fondos se usaban para cualquier otra cosa y hoy son para los conurbanos, para finalidades sociales, emprendimientos comunitarios y acciones que tengan que ver con los sectores más postergados de la

ciudad".

Los fondos tienen un destino claro: la compra de los camiones para poner en marcha el sistema de recolección de

residuos.

   El nuevo esquema municipaliza el servicio a través del Ente de Higiene Urbana (EHU). Para eso, Rosario adquirió con partidas del Banco Mundial contenedores metálicos, mientras que con los actuales fondos se comprarán los camiones.

   Se trata de nueve unidades que, según detalló Asegurado, "son específicas para este tipo de contenedores y Rosario será la primera ciudad del país en contar con un sistema así". Además, detalló que son "camiones de tecnología italiana que se fabrican en Chile".

Comentá la nota