Rosario se quedaría con el sector que ocupa la Zona Franca de Bolivia

Rosario nunca estuvo tan cerca de recuperar las 2,5 hectáreas de la costa central que desde 1976 conforman la Zona Franca de Bolivia, que sería trasladada a otro puerto de la región. Al menos ese fue el compromiso de la embajadora boliviana en Argentina, Leonor Arauco Lemaitre, durante una reunión que mantuvo con el intendente Miguel Lifschitz. "La diplomática planteó que puede haber una definición para mediados de 2009", dijo el jefe municipal.
El sector de más de 54 mil metros cuadrados con casi mil metros de muelle extendido, desde el galpón 23 al 26 inclusive, fue otorgado por la Nación en 1976. En 1988 amarró allí el último buque y desde que la Municipalidad planteó ante Cancillería la solicitud concreta de traslado hubo muchas idas y venidas, y pocas definiciones.

Estos muelles, tan antiguos como los que colapsaron en el parque de España, están inoperables no sólo por sus malas condiciones, sino porque se encuentran en un sector de la ciudad inhabilitado para la actividad portuaria. "Es la primera vez que existe un gran interés de los dos gobiernos en resolver el tema y en los últimos tiempos hay avances concretos en relación a las ofertas de traslado", señaló Lifschitz.

En rigor, las alternativas para la mudanza son el puerto de Zárate en la provincia de Buenos Aires; Ibicuy, en el extremo sur de Entre Ríos, y también un puerto en el territorio santafesino, como Villa Constitución (una posibilidad que se viene barajando desde la gestión del ex gobernador Jorge Obeid).

Sin embargo, el intendente recalcó que durante el encuentro la Municipalidad "ofreció la posibilidad de que Bolivia pueda seguir contando con una delegación comercial para seguir teniendo presencia.

Aunque el reclamo que el municipio presentó en Cancillería ya lleva casi una década, el director de Relaciones Internacionales, Sergio Barrios, explicó que "el problema está dado por el estatus jurídico que tiene la Zona Franca, y que implica que para accionar debe existir mucho consenso de las partes".

Lo cierto es que ya en enero de 2008, durante el último encuentro presidencial entre la Cristina Kirchner y Evo Morales el tema volvió a integrar la agenda bilateral.

A eso, se suman las nuevas necesidades del vecino país. "Bolivia necesita un área franca por la relevancia que adquirió en su país la producción de soja y derivados para la exportación a través de la hidrovía, además de la producción de minerales ferrosos".

Desde hace tiempo, tanto el municipio como el Ente Administrador Puerto Rosario (Enapro) tienen listo un proyecto de urbanización que se llevaría adelante con la desocupación de las 2,5 hectáreas que están en manos del vecino país. El intendente no sólo destacó que continúa vigente la iniciativa para los terrenos que van desde Pellegrini y el río Paraná hasta La Fluvial, sino que además hizo hincapié en que "ahora esa será la continuación del futuro Puerto de la Música, lo que revalorizará todavía más la zona".

Comentá la nota