EN ROSARIO Un "pequeño ajuste" tarifario desató una gran ira política

Para el intendente Lifschitz afecta a poca gente y en sólo 15 pesos. "El aumento está mal implementado", respondió María Eugenia Bielsa, concejala peronista, que dice que es para el 45% de los rosarinos.
Tras la aprobación del nuevo cuadro tarifario de la TGI en Rosario, que generó un fuerte debate en el Concejo, el intendente Miguel Lifschitz salió a relativizar las subas, y la oposición salió al cruce al considerarlo un "impuestazo" mal implementado.

Para el jefe del Palacio de los Leones, lo que se hizo fue "un pequeño reajuste" que afecta a menos de la mitad de los contribuyentes y que "para la mayoría no va a superar los 10 ó 15 pesos".

Sin embargo, la concejala María Eugenia Bielsa (PJ- Bloque Encuentro por Rosario) aseguró a Crítica Santa Fe que "no se puede hablar de una baja incidencia cuando afecta al 45 por ciento de los rosarinos y con porcentajes de suba que llegan al 300 por ciento". Y agregó: "Está mal implementado, genera distorsión con la valuación que tiene la provincia y no es cierto que lo paguen quienes tienen mayor poder adquisitivo".

Para Bielsa, el intendente se equivoca cuando dice que la suba no afectará a los inquilinos. "Eso es una barbaridad, porque la tasa es un servicio, y en todo caso se traslada", señaló para luego explicar que la oposición argumentó su postura en el recinto y se levantó en la votación para no acompañar la medida. "Hasta sus aliados –dijo, en alusión al ARI– los dejaron solos", agregó.

La concejala radical Daniela León, por su parte, señaló que de la tabla presentada por el Ejecutivo municipal se deduce que el 67 por ciento del aumento va a ser absorbido por los radios 2, 3 y 4 de la ciudad, donde residen familias de clase de media. Mientras que el radio 5, donde se ubican los countries, sería el menos afectado: cero por ciento de suba, según cuestionó León.

Comentá la nota