Rosario: La oposición rechaza de antemano un posible incremento del boleto

El transporte urbano y el déficit de las empresas de participación estatal que prestan el servicio, La Mixta y la Semtur, están otra vez en el ojo de la tormenta.
Las últimas declaraciones del intendente Miguel Lifschitz planteando que "sin aumentar el boleto es difícil revertir el déficit de los colectivos" provocó reacciones inmediatas a pesar de que aún no ingresó un mensaje oficial al Concejo Municipal. La organización Barrios de Pie ya planteó su oposición a un nuevo incremento de la tarifa a través de un comunicado, mientras que los concejales de los bloques de la oposición también dejaron claras sus objeciones y, sobre todo, apuntaron a las "deficiencias" que tiene el municipio en el gerenciamiento de las dos empresas a su cargo.

Complicados. "Estamos complicados", había respondido el intendente a La Capital cuando se lo consultó sobre la posibilidad de revertir el déficit sin tocar el boleto. En ese sentido, recordó que "en el último año subieron los costos, fundamentalmente por los salarios de los choferes, y la crisis hizo caer un 10 por ciento la cantidad de pasajeros respecto de 2008. Y seguimos peleando una equiparación de los subsidios para achicar la brecha".

En este contexto, los primeros en manifestar su oposición a un posible incremento fueron los integrantes de Barrios de Pie, que en un comunicado indicaron que esta medida "no resolvería el problema del déficit y sí incrementaría el gasto en los bolsillos de los usuarios".

La organización hizo hincapié en que los usuarios son "los trabajadores y los hijos de los mismos que van a la escuela, como también muchas de las personas que viven en los barrios más humildes".

En el Concejo. La posibilidad de un nuevo aumento también generó críticas desde los bloques de la oposición en el Concejo. El edil radical Jorge Boasso calificó a Lifschitz como "el peor intendente desde 1983", dijo que está "completamente destemplado y desubicado", y señaló que "lo único que se le ocurre es aumentar impuestos y tarifas". Boasso sostuvo que Rosario tiene "el tercer boleto más caro del país" y apuntó a la "ineficiencia de La Mixta, la empresa que el mismo intendente creó y que ahora es absolutamente deficitaria".

Otra de las críticas surgió del concejal del Frente para la Victoria Osvaldo Miatello, que aseguró que "no se puede seguir con políticas de parches". También se refirió a las "pérdidas cuantiosas de La Mixta y de la Semtur" e indicó que "no se puede apostar siempre a los subsidios nacionales por más justo que sea ese reclamo".

La justicialista María Eugenia Bielsa sostuvo que "no están agotados los mecanismos" para hablar ya de un aumento y también apuntó a las administraciones de La Mixta y de la Semtur, que "tienen serios problemas en su gerenciamiento".

La concejala de Encuentro por Rosario recordó además que desde hace dos años la oposición está pidiendo la presencia en el Concejo del ministro de la Producción provincial, Juan José Bertero, para "plantear la necesidad de que la provincia exima de algunos impuestos a las empresas y así generar una forma de subsidio que mejoraría los costos".

Faltan datos. Por su parte, el edil cavallerista Alfredo Curi apuntó que "no hay información clara sobre los subsidios que se reciben para el transporte" y agregó: "El Ejecutivo sólo dice cuánto tiene que costar el boleto, pero no informa sobre la ayuda que recibe y si se corresponde con los servicios que se prestan".

El concejal del ARI Carlos Comi señaló que "se han tomado equivocadas, como no haber apostado a la flota de troles que se iba a traer de Canadá", y consideró "necesario que la provincia se involucre y se discuta una alternativa de transporte para el Gran Rosario".

Comentá la nota