En Rosario los juicios laborales aumentaron este año un 30 por ciento

De la mano de los accidentes en el trabajo y del cobro de indemnizaciones por despidos, los juicios laborales crecieron este año más de un 30 por ciento en Rosario con respecto a 2007, según los expedientes ingresados al 3 de diciembre último. Tampoco cedió el rubro indemnizaciones por despidos. Las estadísticas reflejan que los nueve juzgados terminarán el año con un promedio de 1.500 causas cada uno, contra las 1.160 del año pasado.
Algunos especialistas señalan que el escenario laboral más favorable habilita a las personas a hacer valer sus derechos sin miedo a reinsertarse en el mercado.

Los fallos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que eliminaron los topes indemnizatorios en 2004 también incidieron en el incremento de litigiosidad. Y pronostican que los conflictos actuales por el rebote de la crisis económica mundial, impactarán con fuerza en 2009 en los estrados judiciales.

Sin prevención. Los números hablan por sí solos. Por un lado, el crecimiento de las causas judiciales por accidentes laborales demuestra una alarmante falta de prevención, principalmente en el rubro de la construcción, que este año se cobró seis vidas y varios accidentados, muchos de los cuales quedan con secuelas incapacitantes. Paradójicamente, fue una de las actividades que motorizó el crecimiento de la región en los últimos años.

Para algunos abogados del fuero esa tendencia también refleja las modificaciones en el escenario productivo. "Es innegable que hay más trabajo, y como consecuencia de ello también más conflictos que se llevan ante el juez", sostienen los letrados. En esa línea se inscriben quienes, ante una ruptura con la patronal, hacen respetar sus derechos sin temor a una nueva búsqueda de trabajo.

Los números. Según los datos registrados en la mesa de entradas de los nueve juzgados laborales que hay en los Tribunales de Rosario, en 2007 ingresaron un total de 11.640 causas, de las cuales 1.806 correspondieron a accidentes (un 15.5 por ciento del total).

Pero este año hubo un incremento notorio. Hasta el 3 de diciembre último, y cuando aún restan dos semanas para el cierre del ejercicio judicial, ingresaron 13.475 demandas.

Los expedientes por accidentes laborales suman más de 2.810, representando alrededor de un 24 por ciento del total.

Otro de los rubros que aumentó es el "cobro de pesos", como una consecuencia directa de la ruptura en la relación de trabajo. Mientras que en todo el 2007 se iniciaron 4.984 expedientes, en noviembre de este año ya alcanzaban los 4.700, cifra que estaba a punto de superar la del año pasado.

Al menos en lo que respecta a los accidentes, este año se advierte un incremento de casi el 8 por ciento, ello sin tener en cuenta que aún quedan dos semanas para la feria judicial. Así, el 2008 cierra con un 30 por ciento más de juicios, un promedio de 1.500 causas por cada juzgado, superando a las 1.160 que cada Tribunal gestionó en 2007.

Un 2009 incierto. En rigor, los resultados del balance de juicios laborales iniciados este año no son consecuencia del rebote de la crisis económica mundial y su afectación directa, que al día hacen tambalear la fuentes laborales en varias actividades .

"Por ahora los conflictos (el más emblemático es el de General Motors) los frena el Ministerio de Trabajo de la provincia, pero el año que viene vamos a sentir un impacto fuerte de causas, por los despidos que ya se están produciendo", coincidieron varios jueces consultados por LaCapital.

Fallos emblemáticos. Otro factor que tuvo incidencia en el incremento de litigiosidad de unos años a esta parte llegó de la mano de los fallos emblemáticos de la Corte Suprema de la Nación en 2004, que declararon inconstitucional un artículo de la ley de contrato de trabajo que pone topes a las indemnizaciones. Ello impactó en los juzgados inferiores de todo el país, que absorbieron los dictámenes y lo utilizaron como jurisprudencia para destrabar casos puntuales.

Se estima que hay unas 70.000 causas en curso en las diferentes tribunales de Córdoba, Santa Fe y Mendoza, jurisdicciones que presentan los mayores índices de juicios por trabajadores cubiertos, casi triplicando la tasa promedio del país, de 35 litigios por cada 10.000 empleados.

Comentá la nota