En Rosario el aumento de la nafta llegará más atenuado

El incremento en el precio de las naftas que dispusieron las petroleras Repsol-YPF, Petrobras, Shell y Esso y que ronda entre el 1 y 5 por ciento, aún no alcanzó a todas las bocas de expendio en Rosario.
Los estacioneros locales aseguraron que todavía no se conoce cómo afectará la suba dispuesta por las petroleras que concentran el mercado de combustibles en la Argentina, ya que la entidad que agrupa a las estaciones de servicios de la región todavía no relevó el alcance del incremento. De todos modos señalaron que, en general, en el interior del país los nuevos valores aparecen más segmentados.

Las petroleras subieron el precio de las naftas común y súper entre 1 y 5 por ciento y alrededor del 3 por ciento el gasoil bajo la justificación de que el incremento del dólar impacta sobre los costos de producción y las dificultades para exportar.

Walter Costa, presidente de la Federación de Expendores de Naftas del Interior (Faeni), indicó que desde hace dos meses vienen registrándose subas pero que muchas veces después se da marcha atrás y vuelven los valores anteriores. "No sabemos si este incremento llegó para quedarse", indicó el estacionero al tiempo que mencionó que todavía no se realizó una estadística sobre cómo se aplicaron los aumentos en la provincia.

El presidente de Shell en Argentina, Juan José Aranguren, consideró que "las variaciones porcentuales de precios que se están produciendo compensarían parcialmente la devaluación del peso en relación al dólar".

Por su parte, el director de Asuntos Públicos de Esso, Tomás Hess, señaló que "ante la suba del dólar frente al peso y la dificultad para exportar por los altos impuestos que gravan a los productos del sector (retenciones), las petroleras debieron aumentar los precios de los combustibles".

Subrayó que "exportar los valores excedentes de la producción, que era la válvula de escape, hoy no es conveniente", debido a que "los impuestos a las exportaciones son sumamente altos y llegan a 80 por ciento". Además, dijo que "el petróleo se compra y se paga en dólares, aunque en el mercado local se comercie en pesos", por lo cual sostuvo que "pasar de un dólar que estaba a 3,20 pesos a otro de 3,70 lógicamente iba a impactar significativamente".

Desde YPF explicaron que "el 65 por ciento de los costos de insumos de producción y refinación son en dólares y una devaluación obliga a reacomodar los precios".

Queja de consumidores. El representante legal de Consumidores Libres, Héctor Polino, denunció que los aumentos "constituyen una provocación a los usuarios y al país".

Polino aseguró que "no existe ninguna razón que justifique los aumentos, porque el argumento utilizado" del alza progresiva de la cotización del dólar "no tiene fundamento ya que el petróleo se extrae del suelo argentino y a costos locales".

Paro en puerta

La titular de la Federación de Empresas de Combustibles, Rosario Sica, señaló que, en cualquier momento, podrían volver los paros en las estaciones de servicio si el ministro de Planificación de la Nación, Julio De Vido, no cumple con su promesa de atender los viejos reclamos sobre la rentabilidad del sector.

Comentá la nota