La Rosada por la ventana

Esa habría sido la desesperada frase que retumbó en la oficina principal de Casa de Gobierno ante una fallida y onerosa estrategia publicitaria que a una semana de las elecciones no tuvo ninguna influencia en los votantes indecisos. Por ello, ya se habría dado el OK para iniciar la campaña "la rosada por la ventana" por el que se acudirá a la vieja pero nunca desecha estrategia de las bolsitas, subsidios, pases a planta y contratos.
Aún cuando en cada acto –semivacío- de campaña, el Frente de Todos apela a criticar duramente al Kirchnerismo por el que suponen es un manejo discrecional de fondos de Nación, sin que este pase por el circuito natural Nación, provincia, municipio; el Arturismo echará mano en las próximas horas de un mecanismo nunca abolido, el del asistencialismo desmesurado.

Es que en un movimiento ni siquiera visto en los peores tiempos del conservadurismo, se libró la orden para ejecutar el plan "La Rosada por la ventana" que consiste en la entrega de bolsitas de mercaderías, subsidios, contratos, pases a planta, promesas de entregas de viviendas, intentando a última hora, torcer la voluntad de los electores.

Gran parte de esta decisión extrema es que la guerra de las encuestas, ninguna ha tenido una incidencia en los electores, lo cual hace que a menos de 7 días para ir a sufragar todavía no se tenga certeza cual de los candidatos ha logrado algún margen.

Otro de los condimentos importantes es la fallida estrategia comunicacional del Gobierno que le imprimió Billy Zampa, que aún con todo el gasto significativo en los principales medios, no pudo desplegar una campaña mediática convincente, frente a otros frentes como el de Ricardo que "a pulmón" y con el apoyo de algunos pocos, ha tenido mayor influencia.

La Campaña Rosadita está en camino, espérelo...

Comentá la nota