La Rosada pide que la Justicia frene a Moneta

La Rosada pide que la Justicia frene a Moneta
La diputada Vázquez, presidenta de la comisión de Comunicaciones, y el subsecretario de la Presidencia, Gustavo López, reclamaron ante los tribunales que se impida la compra de medios por parte del banquero.
La compra de medios por parte del banquero Raúl Moneta ya enfrenta un rechazo del Gobierno en la Justicia. El subsecretario de la Presidencia y coautor de la ley de medios, el dirigente radical Gustavo López, presentó ayer un recurso para que se investigue la compra de varias emisoras radiales por parte del grupo Moneta, que hace menos de una semana anunció la jugada que entraría en contradicción con la legislación. El requerimiento lo realizó junto con la diputada del Frente para la Victoria y titular de la Comisión de Comunicaciones de la Cámara de Diputados, Silvia Vázquez.

En rigor, López y Vázquez presentaron una "acción aclarativa de certeza" para que "la Justicia investigue la adquisición, y a la vez que evalúe si puede encomendar a la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (ex Comfer) que acelere sus plazos" para que bloquee la transacción comercial. Además se solicita que se declare la constitucionalidad de la ley de medios.

La presentación judicial recayó en el juzgado de turno en el fuero contencioso administrativo del juez Ernesto Marinelli y luego pasará al Juzgado 7. En la edición del sábado pasado Crítica de la Argentina informó que Raúl Moneta, el ex banquero emblema del menemismo acusado por lavado de dinero, había comprado todos los activos radiales del grupo mexicano CIE, que incluyen a las FM Blue, Rock & Pop, Metro, San Isidro Labrador, AM Splendid, más una veintena de repetidoras en el interior del país. Su socio en esta aventura fue el empresario novio de Zulemita Menem, Matías Garfunkel. El emprendimiento empresarial colisiona con los requerimientos de la nueva ley de medios respecto de la cantidad de emisoras que puede acumular un mismo dueño o grupo empresarial.

La jugada de Moneta suponía una encrucijada para el gobierno K. Trabarle el negocio implicaba apuntar los cañones contra uno de los enemigos del Grupo Clarín de quien fue socio y con quien terminó en tribunales. Sin embargo la medida judicial llegó, tal como había anticipado Gustavo López. Sin embargo, en el universo oficialista todavía existen dudas: un funcionario se preguntaba ayer si Moneta habría avanzado por un guiño de Juan Carlos Mazzón, el asesor presidencial que mantiene vínculos con el ex ministro menemista José Luis Manzano.

El director de supervisión y evaluación del Comfer, Gustavo Bulla, ya le había dicho a este diario que el anuncio de la dupla Moneta-Garfunkel no podría ser aprobado por el Gobierno "ni con la ley anterior, ni con la nueva". "No se pueden tener más de tres emisoras en una misma área. Una AM, una FM y una emisora de TV. Y tampoco puede tener repetidoras", explicó. Para López "el hecho es lo suficientemente grave como para denunciarlo judicial y públicamente". Y subrayó que le llamaba la atención el silencio de la oposición. "Se trata de una situación que no refiere a ningún artículo controvertido de la ley de medios, ni a artículos que hayan sido rechazados por la oposición. La vieja y la nueva ley no lo permiten. Uno esperaba que los diputados y senadores también salgan a decir que esto no se puede hacer. Hasta hoy nadie lo hizo. Esto no tiene que ver con el oficialismo ni con el Gobierno, sino con cumplir la ley", disparó.

El pedido paralelo para que la Justicia ratifique la constitucionalidad de la ley de medios no fue casual. El Gobierno espera que, por carambola, la norma se fortalezca así frente a los rechazos judiciales que logró la oposición en los tribunales.

Comentá la nota