En la Rosada "hay un empleado infiel"

En la Rosada "hay un empleado infiel"
Sospechan que un empleado desleal hizo un "trabajo interno" para robar las pertenencias de Frondizi. Tres declaraciones que "no aportaron mucho".
La directora del Museo de la Casa Rosada, Nancy de Etchegaray, y dos empleados fueron interrogados este jueves por el por el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi en relación robo del bastón de mando y la banda presidencial que pertenecieron a Arturo Frondizi. Aunque trascendió que los testimonios "no aportaron mucho", los investigadores van tras la pista de un "empleado infiel".

Según fuentes de la investigación, el bastón y la banda habrían desaparecido hace "presumiblemente veinte días" y, según sospechan, se trató de un trabajo "de algún empleado infiel", ya que ambos objetos estaban "en una vitrina con tornillos" que tras la primer pericia "se encontró atornillada". Es decir que se trataría del "trabajo interno de un empleado" que lo realizó con relativa comodidad.

Sobre la base de las declaraciones tomadas este jueves, el magistrado ordenó la realización de distintas medidas para la profundizar la investigación, a la vez que dio intervención en las pesquisas al Centro Nacional de Protección del Patrimonio Cultural de Interpol, a cargo del comisario Marcelo Elaibe.

El Museo de la Casa Rosada está cerrado al público por refacciones desde hace alrededor de tres meses y sólo acceden al lugar el personal autorizado que ingresa por una puerta ubicada en el subsuelo de la sede gubernamental. Fruto de estas refacciones se habían cambiado de lugar varios objetos y eso habría demorado que el hecho fuera descubierto en el momento en que se realizó.

A raíz del robo, la Casa Rosada dispuso colocar una custodia permanente en el museo, además de modernizar los sistemas de video para controlar lo que ocurre en todo su perímetro. Por esa razón, dijeron las fuentes, se pusieron a disposición de la justicia las filmaciones de las cámaras de seguridad que están ubicadas en las puertas del Museo.

La desaparición de artículos históricos del patrimonio nacional se produjo en el Museo ubicado en la planta baja de la Casa Rosada, sobre la calle Hipólito Irigoyen, a pocos metros de los despachos de la Jefa de Estado y sus colaboradores.

Comentá la nota