Roquel: "Hay que tratar de recuperar un clima adecuado"

Luego de haber permanecido sitiado dentro de la Municipalidad durante parte de la noche de ayer, el intendente Roquel aseguró que lo ocurrido separa más a las partes y que será necesario retomar el diálogo en busca de una solución
La historia del conflicto salarial que sostiene el SOEM con la Municipalidad de Río Gallegos tuvo ayer uno de sus capítulos más tensos, cuando los trabajadores mantuvieron sitiados al intendente Roquel, los concejales y el diputado por el pueblo, Francisco Anglesio.

Ellos pudieron retirarse del lugar durante la madrugada y se espera que hoy surjan nuevas novedades.

Mientras tanto, quien habló del tema fue el intendente Roquel, quien le comentó al programa "La Parada" que "son estos los momentos donde tiene que existir la buena voluntad de ambas partes para encausar la situación y recuperar las posibilidades de un marco de diálogo racional porque esto de ayer se inicia con el pedido del secretario general del gremio para tener una reunión junto con los concejales para que nos manifiesten la contrapropuesta que había surgido en la asamblea."

Según dijo, la misma consistía en un 25 por ciento de aumento al básico, lo que es una cuestión a la que es imposible acceder por la realidad económica que vive el municipio.

También relató que, luego de conversar sobre esta imposibilidad, hicieron otra propuesta, pero pidiendo un compromiso firmado de entre 40 y 45 pesos más al básico en forma progresiva en noviembre y diciembre; cuestión que tampoco está su alcance.

"Lo que les proponíamos era que aceptaran nuestra propuesta sin fijar una cifra, pero de acuerdo a lo que habíamos propuesto, de incorporar 60 pesos al básico, lo que era un promedio de 150 pesos por agente, tomarnos esos 90 días que habíamos propuesto para hacer un seguimiento en paritarias para ver la evolución de los recursos y los gastos del municipio. Luego de eso, si compartíamos un diagnóstico, seguramente podíamos conversar una futura pauta salarial", agregó.

NO AFLOJAN

Roquel indicó que la postura por parte de los delegados era que únicamente se iban de acá con un compromiso escrito de 40 0 45 pesos, lo que no se podía firmar porque son conscientes de que hubieran asumido un compromiso que no se puede cumplir.

Más adelante, sostuvo que el clima que se generó fuera y dentro de este lugar no ayudaba a poder avanzar en el diálogo y se cortó cuando se produjo la rotura de un vidrio, lo que no quiso magnificar, pero resaltó que no es el clima para poder conversar y analizar la situación.

"Yo creo que hay que tratar de recuperar un clima adecuado para poder conversar y que exista la posibilidad de encontrar alguna vía de solución. Ayer conversé con ellos y hoy también intentaremos mantener una vía de diálogo par construir una salida entre todos, porque estos conflictos, con este tipo de acciones que despliegan, no arriman a las partes, sino que las separan cada vez más", afirmó.

El intendente afirmó que tienen la predisposición y que van a hacer lo que esté a su alcance para retomar el diálogo con la organización sindical.

Comentá la nota