Roquel: Despues del escrache a Cruz evalúan descuentos

El Intendente criticó el "escrache" que sufrió el Secretario de Gobierno. Calificó de "desproporcionada" la medida de fuerza que ingresa en su semana.
Se espera la intervención de la Justicia para garantizar los derechos de los trabajadores que no se suman a la medida de fuerza. Ratifican que el paro tiene una adhesión del 20% y se evalúan descontar los días de huelga.

Este martes se cumplirá una semana desde que la asamblea extraordinaria del Sindicato de Obreros y Empelados Municipales resolviera el paro por tiempo indeterminado y rechazara la oferta salarial de 150 pesos, que realizaran las autoridades de la Municipalidad capitalina.

En la última semana, el conflicto se profundizó con "medidas sorpresivas" por parte de la organización gremial y las denuncias ante la Justicia que presentó el municipio contra la dirigencia gremial. El último viernes las partes ratificaron sus posturas y discreparon en los porcentajes de adhesión a la medida de fuerza.

El jefe comunal Héctor Roquel aseguró que la Municipalidad evalúa descontar los días no trabajados al personal que no cumpla con sus tareas.

Consultado por los periodistas luego del izamiento tradicional, el Intendente capitalino indicó que se descontará la jornada a todos los agentes municipales que no se presenten a prestar servicio, porque "existe el derecho por el empleador de hacer los descuentos por el salario, y máxime cuando se dan en estas circunstancias de un paro por tiempo indeterminado que creemos que es una medida despro-porcionada en función de la voluntad que se ha puesto de manifiesto", explicó Roquel después de participar del izamiento.

Medida "particular"

En el tradicional acto dominical del enarbolamiento de las enseñas nacional y provincial, un grupo de 30 trabajadores del municipio participaron de la ceremonia, con una pancarta con la consigna: "Municipales en lucha".

La agrupación de manifestantes junto a la de los autoconvocados en defensa de la Caja de Previsión Social, presenciaron con respeto el izamiento, pero hicieron público su reclamo o demanda. Luego de ejecutar algunas canciones, la banda de música del Ejército Argentino procedió a retirarse con una marcha, y por detrás del pelotón de concertistas los siguieron los manifestantes del SOEM que al grito de "unidad de los trabajadores al que no le gusta se j…", marcharon por Av. San Martín ante la mirada del titular del Ejecutivo municipal.

Para Roquel la huelga del gremio tiene características "muy particulares", y consideró que hay un grupo que "está desplegando acciones que no tienen nada que ver con lo que amparan las leyes, que es el derecho a huelga. Impiden que el Estado municipal pueda cumplir con sus tareas, es por este motivo que hemos denunciado al sindicato en la Justicia", explicó el Intendente.

Consultado por la falta de recolección de residuos este fin de semana, el jefe comunal acusó a un grupo de trabajadores adheridos a la huelga de impedir la salida de los camiones recolectores, pero aclaró que hubo recolección de "forma precaria".

Escrache a Cruz

Un grupo de trabajadoras municipales realizaron un escrache en el domicilio del secretario de Gobierno Ernesto Cruz. En diálogo con Prensa Libre, la delegada Virginia Sutherland manifestó que "ante la falta de respuestas favorables estamos pensando en recrudecer las medidas".

Tras haber realizado un escrache en la puerta de la casa de Ernesto Cruz, el secretario de Gobierno municipal, una de las participantes del mismo, la delegada Virginia Sutherland dialogó con Prensa Libre y contó lo sucedido en la tarde del sábado. "Fue decidido en la asamblea del corralón Nº 2, ya que el plantéo de hacer escraches estaba previsto en el marco de los reclamos que venimos manteniendo", manifestó Sutherland.

Hechos

En lo que respecta a lo sucedido es importante señalar que un nutrido grupo de trabajadoras, todas mujeres, se acercaron a la casa del secretario de Gobierno Ernesto Cruz para realizar un escrache. Según Sutherland las trabajadoras que participaron eran todas mujeres y se manifestaron de forma totalmente pacífica, apostadas en un cantero ubicado en medio de la calle frente a la casa del funcionario municipal. "Entendimos que había que darle una respuesta a las declaraciones realizadas por él en un programa televisivo", argumentó la delegada gremial, en relación a declaraciones vertidas por Cruz sobre el accionar de los trabajadores municipales, y la quema de cubiertas que éstos realizaron frente al edificio municipal. Sutherland comentó a Prensa Libre que la premisa fundamental de esta serie de medidas sorpresivas es "en el marco del justo reclamo y de la no agresión", situación que al parecer y por lo declarado por la entrevistada no todo salió tal cual se esperaba.

Según la versión de la entrevistada, en momentos en que una de las trabajadoras estaba hablando con el megáfono, salió el Secretario de Gobierno y pidió hacer uso de la palabra con aquel instrumento, y ante la negativa de la trabajadora, Cruz comenzó a hablar a viva voz, algo que comenzó a exaltar los ánimos de todos los presentes, incluso de los vecinos que presenciaban el acto de los municipales.

Insólito

Así definió Sutherland a la actitud de Cruz, al permanecer todo el tiempo parado en la vereda, "con mirada fuerte y actitud desafiante", dijo la delegada, para luego agregar que "participé de muchos escraches y nunca vi por parte de un escrachado una actitud similar".

Cabe señalar que las trabajadoras llegaron al lugar en 3 vehículos, con bombos y redoblantes, dejando estacionados los mismos a la vuelta de la casa del funcionario. Una vez finalizado el escrache y cuando las trabajadoras se retiraban hacia sus vehículos, "Cruz y las dos señoras venían atrás nuestro, y al acercarse el funcionario a uno de los vehículos, una de las mujeres le tiró un cachetazo a una de las compañeras". Según Sutherland no pasó a mayores y las compañeras no devolvieron la agresión", por lo que inmediatamente las manifestantes se retiraron del lugar.

Consultada sobre la actitud de los vecinos, la delegada manifestó que fue variada, ya que hubo tanto señales de apoyo como otras que se manifestaron en contra de la protesta que se estaba realizando. En este marco se destaca que una de las vecinas se acercó y le dijo a una de las manifestantes que "por qué le hacen esto a Cruz, y no se lo hicieron a la Presidenta ni ha Aburto?". En este sentido Sutherland recordó que en el 2000 y cuando Aburto despidió más de 300 trabajadores, "también estuvimos protestando, esto no es una cuestión política, sino de compañerismo sindical".

Comentá la nota