La ropa de invierno viene saladita.

Se aproxima el frío, y algunos locales comerciales ya se arriesgaron a colocar en las vidrieras la colección de la temporada otoño-invierno. Los comerciantes anticiparon que tanto las ropas como los calzados vienen con aumento.
Refrescó un poco y algunas tiendas comenzaron a colocar en sus vidrieras ropas y calzados de la nueva temporada otoño-invierno 2009. La mayoría de los comerciantes consultados afirmaron que tanto la ropa como el calzado de esta temporada llegaron con aumentos de hasta un 20%. La inflación no da tregua, pero desde los locales aseguran tener expectativas de que las ventas repunten.

«Estamos recibiendo algo de invierno con aumentos leves. Pero no es algo que manejamos nosotros, porque los precios nos vienen de fábrica», aseguró Gustavo, el encargado de una reconocida zapatería ubicada sobre la peatonal. Por su parte, Natalia, vendedora de un local de indumentaria, dijo que «la ropa que habían recibido tenía aumentos de hasta el 20%. En nuestro caso, los jeans y los pantalones de vestir vinieron con el mismo precio. Aumentaron las remeras de salir y las prendas de hilo», ejemplificó.

Marina, de otro local de la peatonal, indicó que «ya tienen en vidriera mercadería de la nueva temporada. Hay mucha gente que se anticipa y empieza a pedir cosas de manga larga. Está un poco más cara que el año pasado. El incremento es de entre el 10% y el 17%», explicó.

«Tratamos de hacer lo mejor que podemos. Tenemos distintas opciones de precios para todos los bolsillos. Muchas veces me sorprende que la gente elija lo más caro y prefiera llevarlo en cuotas. Acá nos siguen pidiendo mucha calidad», aseguró la dueña del local de indumentaria.

PRECIOS EN ALZA

Tal es el precio que se deberá pagar, en algunos casos, para adquirir ropa y calzados de la temporada que se viene, en donde un par de botas de cuero rondan entre los $320 y $540, y en cambio las camperas arrancan en los $250.

Lo cierto es que no todos podrán renovar la ropa de su placard, así que habrá que sacarle la naftalina y lavar la ropa de invierno del año pasado para poder usarla esta temporada.

Comentá la nota