Rompieron caños e inundaron la 317

ROCA (AR).- Un nuevo acto de vandalismo que trajo a cuestas muchos daños y peores consecuencias, se produjo en la escuela primaria 317 de las 250 Viviendas de esta ciudad, ya que rompieron caños que llevan el agua a los tanques y los colocaron en un respirador de la calefacción que se encuentra en el techo del establecimiento. Por esto, se inundó toda la planta baja del edificio y se estropearon desde computadoras e impresoras hasta documentos de importancia.
Janny Ovejero, maestra de la institución, se mostró muy preocupada ante esta situación y contó que "cayeron más de 20.000 litros de agua", que fueron pasando por el cielo raso hasta llegar al piso -ayer las paredes y los techos continuaban goteando-.

Mucha fue el agua que se filtró a la sala de computación, por lo que, según la directora del establecimiento, María Elena Salaberry, se estropearon más de 10 computadoras, dos impresoras y archivos de los alumnos.

También mencionó que cuando ayer por la mañana abrieron el colegio la planta baja estaba sumamente inundada. "Había agua por todos lados" y generó gran preocupación.

Salaberry manifestó que "es necesario que haya serenos durante las noches para que esto no vuelva a ocurrir" y agregó que muchos de los que llevaron adelante este daño "son chicos conocidos y alumnos nuestros".

Las autoridades de la escuela suponen que este "acto de maldad" fue realizado el sábado y que el agua estuvo cayendo durante todo el fin de semana.

No es la primera vez que ocurre un hecho de estas características en el colegio, ya que en otras oportunidades también han roto caños que pasan por el techo, pero en este caso "fue peor" porque colocaron los tubos.

Comentá la nota