Que No Se Rompa

Masticando rabia y visiblemente molestas. Así se retiraron del recinto del Concejo Deliberante de Trelew las concejalas Mercedes Infiesta y Estela Hernández luego de dar su voto favorable al aumento del subsidio municipal para la empresa “El 22".
Con esos dos votos, el oficialismo logró la sanción de la polémica ordenanza.-

“Yo no lo pienso votar”, había dicho esta semana Hernández en una reunión donde se abordó el tema del subsidio para la empresa de Héctor Omar Febrero. “Conmigo tampoco cuenten”, advirtió Infiesta.

Hasta el mediodía de ayer el presidente del Concejo Deliberante Miguel Rosetto debía desempatar la votación que estaba 5 a 5.-

Fue allí que Mac Karthy decidió intervenir en forma personal, pero al parecer se retiró del Concejo con más dudas que certezas. Las reuniones y presiones siguieron esta mañana y la sesión prevista para las 9 se demoró casi dos horas.

Trascendió que a Infiesta debió llamarla un conspicuo referente del dasnevismo provincial para pedirle su voto.-

Finalmente cerca de las 13 se reveló la incógnita y el PJ votó “unido” la ordenanza que establece un aporte municipal de 470.000 pesos mensuales para la empresa “El 22”.

Desconfiado, Mac Karthy mandó a controlar personalmente cómo votaba el oficialismo a través de un secretario que anotó los votos y los transmitió al Ejecutivo no bien se sancionó el aumento, que tuvo en el concejal Pablo Punta a un acérrimo defensor.-

“Siguen enriqueciendo a los empresarios de turno”, bramó desde su banca el concejal del ARI José María Ramón, quien cuestionó la independencia del Organismo Municipal Regulador de Servicios Públicos que en un dictamen ratificó que la empresa “El 22” está trabajando a pérdida.

“El contador (Eduardo) Abraham es el que le hace los números a Mac Karthy. Abraham que fue diputado, secretario del intendente..¿de qué independencia me hablan?, dijo Ramón.-

Comentá la nota