Romero prorrogó en 2007 el contrato con Plumada con un año de retraso

Sólo después de que Nuevo Diario publicara que Finanzas guardaba en secreto los términos de una renegociación dispuesta por el entonces gobernador Juan Carlos Romero con Plumada a días de terminar su gestión, el ministerio a cargo de Carlos Parodi entregó una copia de la resolución 686 que la dispuso.
Como en una caja china, el decreto 3489 firmado por Romero en diciembre de 2007 ratificó una resolución del ministerio de Finanzas de agosto de ese año, que a su vez ratificó una modificación -llamada adenda- del contrato original firmado en 2006: ni esa modificación, ni la resolución había sido publicadas hasta el lunes pasado.

La primera cláusula de la adenda genera dudas sobre los plazos de vigencia del contrato. Allí se establece que las partes de común acuerdo prorrogan en "todos sus términos" el contrato de servicio de Archivo, Digitalización, Custodia y Logística de Documentación, aprobado por el decreto 1583 de 2006.

De esta manera, Romero prorrogó en diciembre de 2007 el contrato con Plumada con casi un año de retraso, pues la prórroga fijada por la adenda era a partir del 26 de diciembre de 2006 hasta el 31 de mayo de 2007.

La cláusula séptima hecha más dudas sobre los plazos de vigencia. Aunque el contrato había sido prorrogado sólo hasta el 31 de mayo de 2007, allí se estipula que "conserva la plena vigencia por el presente acuerdo el contrato original", aunque aquí ya no se fija ningún término.

La resolución revela también la total independencia con que los organismos públicos entregaban cajas con documentación a Plumada, aunque los criterios de control que se establecen en adelante son estrictamente económicos.

El artículo 4 de la "adenda" del contrato original establece que "todo nuevo servicio de alta de Cajas y expedientes deberá contar indefectiblemente con la autorización previa de la Secretaría de Finanzas". Y establece que todo servicio de alta que no cuente con esa autorización "no será abonado y estará a cargo del proveedor la restitución de los expedientes".

La adenda, por otra parte, dispuso una disminución del precio de la guarda de cada caja, -de 2.90 pesos a 2.5 pesos-, aunque también determinó que, a partir de junio de 2007, la provincia abone todos los meses a Plumada unos 390.000 pesos a cuenta del servicio del servicio efectivamente realizado.

Comentá la nota