Romero y Escudero ya se sientan junto a la oposición en el Senado.

Las cuatro bajas registradas en el verano en el seno del bloque del Frente para la Victoria pudieron palparse ya en el recinto de la Cámara alta.
Los santafesinos Carlos Alberto Reutemann y Roxana Latorre, y los salteños Juan Carlos Romero y Sonia Escudero ya están sentados en el sector asignado a la oposición.

La más activa de los cuatro legisladores citados fue Escudero, quien hizo escuchar su oposición más enfáticamente a las posturas oficiales.

El que también debutó fue el pampeano Rubén Marín como vicepresidente del Senado.

La primera sesión del año del Senado arrancó con un homenaje a dos ex senadores radicales fallecidos en los últimos tiempos: Luis León y Juan Trilla, ambos desaparecidos en enero pasado.

Tras ello, los senadores se abocaron a la aprobación de pliegos de ascensos militares. Tal cual había quedado establecido, no se trató finalmente el proyecto de ley de protección de los glaciares, destinado a ocupar el vacío dejado por la iniciativa vetada el año pasado por el Gobierno de Cristina Fernández.

Asimismo el Senado expresó su "enérgico repudio" a las "expresiones antisemitas" pronunciadas en el país a raíz del ataque de Israel a la Franja de Gaza, y por las declaraciones del obispo británico Richard Williamson que negó el holocausto.

En el primero de los casos, a pedido del senador Daniel Filmus se expresó el "enérgico repudio" por "expresiones antisemitas" pronunciadas "en distintas ciudades del país, pues atentan contra la diversidad cultural, religiosa y étnica del pueblo argentino".

En el segundo caso, se repudiaron las expresiones del obispo Williamson, que recientemente fue expulsado del país, quien negó "el holocausto y el exterminio masivo de seis millones de judíos en los campos de concentración nazis de la Segunda Guerra Mundial".

Otros temas tratados fueron uno que reglamenta las marcas al ganado porcino, otro autorizando la acuñación de una serie de monedas con la imagen del ex presidente Arturo Frondizi, y uno que declara de interés histórico un monumento a Laprida situado en la provincia de San Juan.

Comentá la nota