Romero: “Con bajos salarios no se puede vivir”

El Secretario General de UDA expresó su inquietud "ante la situación educativa que se vive en todo el país" e indicó que "no se refleja en los hechos concretos la preocupación que manifiestan en sus discursos los gobiernos provinciales y de la ciudad de Buenos Aires".
El Secretario General de la Unión Docentes Argentinos (UDA), Sergio Romero, expresó su honda inquietud "ante la situación educativa que se está viviendo en todo el país" e indicó que "no se refleja en los hechos concretos la preocupación que manifiestan en sus discursos los gobiernos provinciales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires por la educación; mientras que aparecen en los medios de comunicación hablando de la calidad educativa pero miles de docentes permanecen mal pagos, con malas condiciones laborales y trabajando en edificios con graves problemas de infraestructura, cumpliendo siempre su tarea frente al aula incluso en momentos en los que el Estado estuvo ausente".

A su vez, Romero recalcó que "los trabajadores de la educación, que también somos padres o madres de familia, no reclamamos un salario exorbitante, sino la recomposición de nuestros sueldos a fin de que podamos afrontar los aumentos de la canasta de alimentos, de la indumentaria y de los impuestos y servicios aplicados en todo el país". "Somos concientes de la crisis económica mundial, pero nunca hemos pedido más de lo que nos corresponde por la honorable tarea de educar", agregó.

El dirigente expresó que "los gobernantes, mediante este tipo de actitudes, dejan en claro cuál es su política educativa y demuestran cierto y preocupante abandono respecto de la contención al docente" y comentó que "si hablamos de redistribución de la riqueza y justicia social los educadores deben estar bien remunerados". "Si en campañas electorales se observan gastos siderales, ¿por qué no se invierte ese dinero en la educación?", apuntó.

"Los docentes queremos trabajar y garantizar el dictado de las clases, pero no podemos permitir que los gobiernos provinciales intenten arreglar el desfasaje de nuestros salarios ofreciendo sumas irrisorias", advirtió Romero y añadió que "hubo casos en los que ni siquiera se realizó una propuesta salarial". "Somos los primeros dolidos en situaciones de conflictos ajenas a nuestra labor de enseñar", aclaró, "como en el hecho de que los gobiernos no quieran reconocer su función social y no asuman que con tan bajos salarios hoy en día no se puede vivir"

Por último, el titular de UDA exhortó a que "la voluntad política de los gobernantes sea definitivamente la de invertir en educación" y apeló "a la madurez de los funcionarios para alcanzar un acuerdo en lo inmediato y que se pueda desarrollar el ciclo lectivo con normalidad, para bien de docentes, alumnos y padres". "Si esto no sucede, será responsabilidad de aquellos que teniendo en su poder las herramientas para solucionar esta cuestión hacen oídos sordos al legítimo reclamo de los trabajadores de la educación", finalizó.

Comentá la nota