Romero anticipó el fin de "un Congreso domesticado".

Acusó al kirchnerismo de "amordazar" al Poder Judicial de la Nación.
El senador nacional salteño Juan Carlos Romero encabezó ayer un acto en Neuquén donde se presentaron los candidatos locales a diputados nacionales del Peronismo Federal.

Las candidaturas de Héctor Tabo Inda (refererente frutihortícola de la región) y Alejandra Luqui (docente) fueron presentadas durante el acto en el que Romero vaticinó que el 28 de junio "el matrimonio Kirchner perderá la fuerza domesticada que tiene en el Congreso Nacional" y destacó que la oposición tendrá "el rol fundamental de devolverle al país la división de poderes que le ha quitado el actual Gobierno".

"Lo peor que puede pasarle a un país es no tener división de poderes y eso lo ha logrado el kirchnerismo con la billetera: hoy tenemos un Congreso domesticado y un Poder Judicial asustado y amordazado, que no investiga ningún caso de corrupción oficial", agregó Romero, quien anticipó que "dentro de las primeras acciones que deberá impulsar el nuevo Parlamento estarán reparar la pérdida de la institucionalidad, generando un sistema digno que no lleve a los gobernadores a mendigar recursos" a la Nación.

El Frente Federal ratificó que "apoyará a Ramón Puerta en Misiones, a Fernando Jury en Tucumán, a Walter Wayar en Salta, a Héctor Maya en Entre Ríos, a Carlos Reutemann en Santa Fe, a la dupla Felipé Sola-Francisco de Narváez en Buenos Aires, a Eduardo Mondino en Córdoba y a todos los peronistas que resistan al kirchnerismo".

Comentá la nota